Sí Rudyard Kipling (Rincón de la poesía)

Si puedes mantener tu cabeza cuando todos a tu alrededor la están perdiendo y te culpan a ti;

Si puedes creer en ti cuando todos los hombres dudan de ti, aunque admitan que ellos tienen sus dudas también;

Si puedes esperar y no cansarte por la espera, o ser engañado pero no caer en la mentira, o ser odiado y no dar cabida al odio en tu corazón, y aunque no luzca bien, no hablar con demasiada sabiduría;

Kipling

Si puedes soñar – y no convertir a los sueños en tu maestro;

Si puedes pensar – y no hacer de tus pensamientos tu razón de ser;

Si puedes lidiar con el triunfo y con el desastre y tratar a ambos impostores de la misma manera;

Si puedes soportar escuchar la verdad de tus palabras,

retorcidas por bellacos para engañar a los tontos, o ver las cosas a las cuales les entregaste tu vida, rotas, y pararte y construirlas de nuevo con tus gastadas herramientas;

Si puedes hacer un montaña de todos tus triunfos y arriesgarlos todos en una sola jugada, y perder, y comenzar de nuevo desde el principio, y nunca mencionar una palabra de tus fracasos;

Si puedes forzar a tu corazón, tus nervios y tus músculos a responder mucho después de que ya se han desvanecido, y mantenerte firme cuando ya no queda nada de ti, excepto tu voluntad que te dice : “resiste”.

Si puedes hablar con la multitud y mantener tus virtudes, o caminar con reyes – y no perder tu sencillez;

Si ni los enemigos ni los amigos que te quieren pueden herirte, si todos los hombres pueden contar contigo, pero ninguno en demasía;

Si tú puedes llenar el imperdonable minuto con sesenta segundos que valen la espera,

Tuya es la tierra y todo lo que mora en ella, y – lo que es mas – tú serás un hombre, hijo mío!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *