Consejo sobre niños

¿Notas que de repente tu hijo se enoja, se pone triste o en general cambia de estado de ánimo de un segundo a otro? ¿Sabes cual es la causa? 

En general a los niños les cuesta trabajo expresar lo que sienten por varias razones:

1. No necesariamente entienden lo que sienten.
2. No tienen el vocabulario para ponerlo en palabras.
3. Se sienten avergonzados.
4. Sienten miedo de hablar.

consejo- niños-berrinches
A los niños, por más extrovertidos o introvertidos que sean, hay que «sacarles» las palabras para ayudarlos a decir lo que sienten.

Cuando hacen berrinches o dramas por razones no aparentes para el adulto, puede ser que estén sintiendo algo y no saben como lidiar con ello. Para eso es muy importante sentarse a platicar y hacer todo lo posible por ver qué hay detrás ya que si no se sabe cual es el problema, no se puede poner una solución.

Para ayudarlos a hablar, primero que nada hay que aclarar lo siguiente:

1. Nada de lo que digan va a hacer que sus papás los amen menos.
2. No tienen que tener miedo ni vergüenza de decir lo que sienten, mucho menos con sus padres.

También sirve que los niños se sientan identificados con sus seres queridos en situaciones similares…de esa forma tendrán un sentido de seguridad y confianza. 

Para eso se les pueden contar historias como: «cuando yo tenía tu edad, me enojaba mucho cuando alguien me molestaba, me sentía muy solo y no sabía con quien hablar ni como pedir ayuda para que eso ya no sucediera…» O algo similar a lo que crean que los niños están sintiendo para darles valor para hablar….

Si notan que sus hijos no tienen las palabras apropiadas para describir sus emociones, dénselas, por ejemplo: «puedo ver que te sientes frustrado de no poder lograr eso….»

Finalmente, cuando los niños por fin logren expresarse (lo cual no necesariamente va a ser a la primera sentada), hay que darles herramientas para enfrentar lo que sienten, sentirlo y dejarlo ir. 

Para ello, dependiendo la emoción se puede enseñarles a correr, a rayar con mucha fuerza una hoja, a pegarle a un cojín, a gritar con fuerza (ahhhhhhhh), a llorar, a respirar, etc…

Recuerden que los niños son seres humanos que imitan, así que tomen también ustedes estos consejos para que cuando sugieran a sus hijos que los usen, no sean cosas opuestas a lo que ven que ustedes hacen.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *