Decidir

Tu pasado no tiene que ser tu prisión.  Tienes derecho a decidir tu destino.  Tienes derecho a decidir tu vida.  Tienes derecho a elegir el camino que quieres seguir

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *