Educar con Co-razón

Los niños sienten el poder de la sociedad sobre ellos de una manera tan intensa que , dentro de un ambiente de cariño y comprensión  haría falta muy poco esfuerzo de nuestra parte para que sean luego personas solidarias.
Cuando el hombre se une y busca el bien del otro como si fuera para él mismo, no existe nada que no pueda lograr, cuando nos integramos como sociedad, como familia podemos cambiar el mundo y hacer de este el «hogar»  que tanto anhelamos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *