Estudiantes de secundaria, crean el huerto orgánico móvil para enseñar a los niños de la localidad

 La juventud de hoy en día está tomando iniciativas creativas y sustentables para favorecer el medio ambiente, realizando además aportes a la comunidad. Esta nueva oleada de jóvenes ambientalistas y cercanos a la naturaleza, tiene objetivos claros y prisa para concretar sus proyectos. A los adultos nos queda apoyar, imitar y celebrar estos emprendimientos.

Huerto-Organico-Ecologia-Naturaleza

Es una realidad que la mayoría de los niños en Estados Unidos han crecido sin ningún concepto de cómo se cultivan los alimentos, pero gracias a nuestro creciente movimiento invitando a volver a las raíces, las cosas están empezando a cambiar positivamente.

Claire Erwin, una joven de 18 años de edad, recién graduada de Cranbrook Kingswood High School en los suburbios de Detroit y co-fundadora del proyecto Huerto Ambulante, un huerto orgánico móvil, lo descubrió el año pasado en carne propia.

«Los niños trepaban por un lado del remolque y hundían las manos en la tierra», dijo ella, refiriéndose a la práctica fomentada como parte del proyecto, y que dio a los niños en el área de Detroit la oportunidad de aprender acerca de la horticultura, algo a lo que no habrían tenido acceso de otra manera.

«Distribuíamos entre ellos trozos de lechuga y acelga para que los niños las mascaran mientras les hablábamos sobre verduras, y recuerdo que una vez una niña de aproximadamente 8 años pidió un rábano». Erwin le dijo que los rábanos no estaban listos para consumirlos.

 “Ella puso mala cara y nos dijo, ‘Desde que era un bebé todo lo que he querido es comer un rábano que brota del suelo.’ A pesar de que no le creímos para nada,  tuvimos que decirle que ella podría lograrlo. Le dimos algunas semillas de rábano en una bolsa de plástico para llevar a su casa… Su sonrisa no tenía precio.»

Unos amigos crean el proyecto Huerto Ambulante para compartir el amor, el conocimiento

Bian (izquierda) y Erwin posan con su amigo Belvin y chicos del área de Detroit luego de una sesión de horticultura.

Bian (izquierda) y Erwin posan con su amigo Belvin y chicos del área de Detroit luego de una sesión de horticultura.

La idea del jardín móvil nació el año pasado después de que los amigos Claire Erwin y Serena Bian de la Escuela Secundaria Cranbrook en Bloomfield Hills, Michigan,  la planearan para lanzarla en el mes de junio.

Bloomfield Hills es un suburbio de clase alta a unas veinte millas de  Detroit, siendo esta última una ciudad que el director Robert Kenner de ‘Food, Inc.’ describió en alguna ocasión como un «desierto en materia de alimentos» (al igual que muchos otros lo han hecho) y una etiqueta que muchos líderes de la comunidad y organizaciones han tratado de cambiar a través de jardinería popular y otros proyectos.

Erwin, ahora de 18 años y recién graduada, escuchó por primera vez hablar de ello a principios de año, luego de que un graduado de la Universidad de Michigan iniciara un proyecto de jardín móvil en el área urbana de Chicago.

«Pensamos que sería la oportunidad perfecta para combinar nuestro amor compartido por la ciudad de Detroit y la jardinería.» dijo Erwin.

«Empezamos contactando a los diferentes campamentos de verano en la ciudad. La YMCA Boll fue una de los primeras en respondernos y después de eso ya teníamos un calendario completo de visitas programadas por toda la ciudad. Conseguimos una buena oferta en un viejo remolque, lo llenamos con tierra y semillas y lo enganchamos a la parte posterior de mi auto. Estábamos oficialmente en marcha».

El proyecto fue financiado personalmente con la suma total de alrededor de $500, pero el impacto que tuvo no se puede medir en dólares.

Claire declaró al Detroit Free Press que ella, Bian y unos amigos pudieron enseñar a los niños «la importancia de la jardinería; que es fácil cultivar una hortaliza y que la comida fresca es buena. A pesar de que no hay muchas tiendas de comestibles en Detroit, es accesible para ellos», dijo.

Entre las plantas que crecen en el huerto hay tomates, pimientos, zanahorias, habas, rábanos, lechuga, acelga y coloridas margaritas  de Gerbera.

Además de este proyecto de Erwin, que terminó después de la temporada de verano de 2013, se han creado otros proyectos de huertos móviles en todo el país, incluso en Brooklyn, donde el director de documentales ‘King Corn’, Ian Cheney inició un próspero proyecto de huertos en la parte trasera de una flota de camionetas, y luego creó un galardonado documental sobre ello.

Por su trabajo en jardinería com el Huerto Ambulante, junto con sus esfuerzos en el lanzamiento de un club de la apicultura en 2014, Claire Erwin fue nombrada Líder Verde 2014 por el Detroit Free Press Michigan, en la categoría de jóvenes líderes. Ella también comenzó recientemente un mandato de dos años como miembro del Departamento de Recursos Naturales de la Junta Juvenil del Estado.

En una entrevista por correo electrónico, ella dijo que planea continuar realizando proyectos similares en la universidad, a pesar de no estar muy segura sobre la forma en que lo harán.

Huerto-Organico-Ecologia-Naturaleza-3

Una fotografía “antes y después” del proyecto Jardín Ambulante (Foto cortesía de Claire Erwin).

Fuente: Alt Healt Works

Traducción: Necesito de Todos

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *