Desigualdad mundial en la visión de James Mollison

¿Dónde duermen los niños? (Where Children Sleep) es una serie fotográfica que documenta cuartos de niños alrededor del mundo. Realizada por James Mollison, artista inglés, nos da la oportunidad de reflexionar sobre la desigualdad que hay en el mundo.

Imagen 1.- Alex, Río de Janeiro, Brasil.

James Mollison es un fotógrafo keniata, su espectacular trabajo es fruto de 4 años.

Imagen 2.- Kaya, 4, Tokio, Japón. Su orgullosa madre gasta cerca de mil dólares al mes en vestidos para su hija.

Su libro de fotografías cuenta con el apoyo de la ONG, Save the children, (Salven a los niños).

Imagen 3.-  Jaun David, 10, Medellín, Colombia.

El autor refleja la vida de más de 200 niños a través de la imagen de su dormitorio.

Imagen 4.- Li, 10, Pekín, China.

Para este trabajo recorrió medio mundo fotografiando menores de distintos países y clases sociales y los lugares donde duermen; toda una reflexión que nos lleva a comparar las diferencias en el mundo.

Imagen 5.- Este chico anónimo duerme en un colchón de un descampado de las afuera de Roma. Su familia llego desde Rumanía en autobús, tras mendigar dinero para pagar los billetes. Cuando llegaron a Roma, acamparon en un terreno privado del que les echó la policía. No tienen papeles, luego no pueden conseguir un trabajo legal. Sus padres ganan dinero limpiando en los semáforos los parabrisas de los coches a cambio de la voluntad de los conductores. Nadie en su familia ha ido nunca a la escuela.

Imagen 6.- Bilal, 6, Wadi Abu Hindi, Ribera Occidental. Un pastor beduino de ovejas, que duerme en el exterior con su padre.

El fotógrafo James Mollison nació en Kenia, pero fue criado en el reino Unido, y en la actualidad vive en Italia.

Imagen 7.- Jaime, 9, Nueva York, Estados Unidos.

Imagen 8.- Lamine, de 12 años, vive en Senegal. Es alumno de la escuela coránica de la aldea, que no admite a chicas. Comparte dormitorio con otros chicos, donde las camas tienen las patas hechas con ladrillos. A las seis de la mañana, empieza a trabajar en la granja-escuela de la aldea, donde aprende agricultura y ganadería. Por la tarde, aprende el Corán.

Imagen 9: Douha, de 10 años, vive con sus padres y otros 11 familiares en un campo de refugiados palestino de Hebron, Cisjordania. Comparte dormitorio con sus cinco hermanas. Su hermano, Mohamed, se inmoló en 1996, matando a 23 civiles en un ataque suicida contra los israelíes.  Douha tiene un póster de su hermano en el dormitorio.

Imagen 10.- Tzvika, de 9 años, vive en un bloque de pisos en Beitar Illit, un asentamiento israelí en Cisjordania. Se trata de una gran comunidad compuesta por 36.000 judíos ultra ortodoxos. La televisión y los periódicos están prohibidos en el asentamiento. Tzvika tiene solo una hermana y dos hermanos, con quienes comparte dormitorio. Va a una escuela donde el deporte no está permitido. A Tzvika le encanta leer las Sagradas Escrituras y jugar a juegos religiosos con su ordenador. De mayor quiere ser rabino.

Imagen 11.- Indira, siete años, vive con sus padres, hermano y hermana, cerca de Katmandú, Nepal. Su casa tiene una sola habitación, con una cama y un colchón. Para dormir, los niños comparten el colchón en el suelo. Indira ha trabajado en la cantera de granito local desde que tenía tres años. Hay 150 niños que trabajan en esa cantera. Indira trabaja seis horas al día y luego ayuda a su madre con los quehaceres del hogar. También asiste a la escuela, situada a 30 minutos a pie. A ella le gustaría ser bailarina cuando sea mayor.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *