Los niños que realizan ejercicio en espacios abiertos controlan mejor la presión arterial

Comentario:

Todo en la naturaleza exige un estado de equilibrio; tal vez no nos hemos dado cuenta o no lo hemos notado, pero el equilibrio es lo que nos da el estado de armonía, la correcta interconexión y una parte importante de todo ello es procurarse las condiciones para tener un organismo sano y equilibrado.

Esta necesidad de armonía existe en cada uno de nosotros así como con la sociedad, familias, gobiernos, naturaleza, es decir en todo.

Todos, invariablemente tenemos el propósito de crear un sistema de conexión armonioso y total, entre todos los sistemas de vida y nuestro organismo no se queda atrás.  Por eso el ejercicio al aire libre contemplando la naturaleza es uno de los reguladores más importantes de nuestra salud.  En la medida de lo posible, incluso si vivimos en la ciudad, podemos darles a nuestros hijos la oportunidad de gozar los espacios abiertos a nuestro alcance

HACER EJERCICIO AL AIRE LIBREMucho se discute sobre las mejores maneras para obtener beneficio del ejercicio físico. Sin embargo, estos siempre dependerán de cada persona, además de otros factores que complementan esta actividad, de manera que puede decirse que existe un tipo de ejercicio para las necesidades y capacidad de cada cuerpo. No obstante, en el caso de los niños, un nuevo estudio sugiere que los que hacen deporte en espacios abiertos obtienen más beneficios que aquellos que se ejercitan en lugares cerrados. Es así que un grupo de investigadores de la Universidad de Coventry, en Reino Unido, observaron que el llamado “ejercicio verde” reduce la presión arterial más de lo que lo hace un ejercicio en entornos cerrados o anaeróbico.

“La hipertensión es un problema crónico de salud en todo el mundo, por lo que teniendo en cuenta los resultados que hemos visto en nuestro estudio es crucial que continuemos para tratar de entender el papel de la actividad física y –en especial– la acción del ejercicio verde en la presión arterial”, dijo el doctor Michael Duncan, autor principal del estudio y jefe del Departamento de Ciencias Aplicadas y Salud de la Universidad de Coventry.

Los especialistas analizaron a un grupo de niños, de 9 y10 años de edad, a los que se pidió montaran en bicicleta durante 15 minutos en dos entornos: en una bicicleta estática mientras veían un video de una pista forestal o en la misma bicicleta estática pero sin el estímulo visual. Los datos mostraron que en los niños la media de la presión arterial sistólica (la presión en las arterias cuando el corazón late) era 97.2 mmHg después de 15 minutos con la variante visual, frente a 102.7 mmHg después de la actividad normal. Por otra parte, el estudio agrega que el género no fue significativo para ninguno de los análisis.
Según Duncan, disminuir la presión arterial se asocia con un menor riesgo de desarrollar problemas de salud, mientras que la presión arterial alta o hipertensión es un factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular. En este caso, una diferencia de más de cinco por ciento sugiere que el “ejercicio verde” es más efectivo para reducir la presión arterial que la actividad física llevada a cabo en un sitio cerrado.

“La hipertensión es un problema crónico de salud mundial, por lo que teniendo en cuenta los resultados que hemos visto en nuestro estudio es crucial que continuemos investigando en el papel de la actividad física, en especial, la que se hace al aire libre”, dijo Duncan. “Si realmente existe una correlación entre mirar las escenas de la naturaleza y una presión baja de la sangre posterior al ejercicio, según lo indicado por los datos, podría tener consecuencias muy positivas para alentar a los profesionales de salud pública para prescribir ejercicio al aire libre para reducir riesgos para la salud”, agregó el autor del estudio.

Sin embargo, la pregunta que debe hacerse ahora es si el ejercicio que se toma en una pista forestal de verdad representaría una caída aún más grande en los niveles de presión a aquellos registrados tras sólo hacer ciclismo en frente de una pantalla de vídeo, una actividad que sólo puede capturar una pequeña parte de la experiencia de montar en bicicleta por un verdadero camino en el bosque.

Fuente: Sinembargo

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *