¿Acorralados por nuestros propios deseos?

conejoacorraladoComentario:

Cuando estamos acorralados por nuestros propios deseos, la mayoría de las veces nos sentimos atrapados y no sabemos hacia donde dirigirnos. Esto es común, porque nos sentimos agobiados y sumidos en un solo punto del cual sentimos que no nos podemos mover. 
 
Sin embargo, si tenemos en cuenta que todo es proporcionado por nuestro deseo de poseer y si somos capaces de enfocar un solo deseo a la vez y no todos al unisono, podremos salir de ese punto fijo y seguir adelante. Pero no dejemos de tener en cuenta que nuestros deseos nos dominan y si los enfocamos en beneficiar a alguien más. es decir, en tratar de dar, saldremos con mayor facilidad de ese camino sin salida

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *