Todos somos seres humanos

Comentario:

Cuando nace un niño, no tiene consciencia del color de su piel, no tiene creencias o prejuicios. Es el entorno que le inculca todo lo bueno… y lo negativo. Si cada uno de ustedes que lee estas líneas se da a la tarea de borrar mentalmente todas estas barreras de color, religión, clase social y empieza a juzgar a los demás con una escala de mérito, lenta pero seguramente iremos descubriendo que todos somos seres humanos con las mismas aspiraciones de comprensión, afecto y sobre todo aceptación.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *