La paloma y la hormiga (Cuento)

Bajaba un hormiga por los bordes de un manantial para beber agua y la fuerza de la corriente empezó a arrastrarla.
Una paloma que la miraba desde los arbustos próximos a la fuente le arrojó una ramilla seca, a la que se agarró, y así salgó la vida de la pobre hormiga.

PALOMA HORMIGA

Repuesta del susto, descubrió que un cazador iba a disparar una flecha a la paloma, en vista de eso, se le subió en el pié y le mordió con tal fuerza que el cazador, por rascarse no disparó a tiempo y la paloma voló y se salvó. Desde ese día la paloma y la hormiga fueron amigas para siempre
Fuente

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *