Decisiones

Comentario:

Afortunadamente, no tenemos que tomar una decisión tan drástica, para la cual poco sabemos acerca de cómo y cuándo dar el primer paso. ¿Por qué mejor no decidimos mejorar la existencia de todos los que nos rodean, incluso de esa persona que nos cruza en la calle, regalándole una sonrisa y un buenos días, dejamos pasar el auto en el embotellamiento, colaboramos con nuestros colegas de trabajo amablemente, somos corteses con la persona que nos atiende, dejamos de controlar y manipular a los demás y respetamos su forma de sentir y las diferencias que nos determinan como seres humanos? Dejemos de pensar solo en nosotros mismos; nos quitaremos un gran peso de encima si dejamos a un lado nuestros intereses personales. Cuidar del otro, es cuidarse uno mismo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *