Testimonio de la enfermedad del Lupus y como detectarlo

Un testimonio

El lupus eritematoso sistémico es una enfermedad que conozco bien. La sufrí durante muchos años disfrazada de artritis, es decir, sin tratarla adecuadamente, con el consecuente deterioro del tejido conectivo hasta que un doctor la descubrió y la trató.

Los síntomas son los que indica el artículo, o sea que tenga cuidado y consulte a un buen reumatólogo. Si le confirman la enfermedad, siga escrupulosamente las indicaciones de su doctor. Nunca deje de tomar sus medicamentos y sobre todo huya de los rayos del sol. Tampoco coma alfalfa.

Sin embargo, lo más importante es descubrir un propósito superior en la vida. No es preciso trasladarse entre las nubes, es suficiente con dejar de pensar en uno mismo y comenzar a mirar a los demás con empatía con la intención de brindarles una sonrisa, una mirada o palabra de aliento y apoyo. Empiece por crear un ambiente agradable en su casa, sea comprensivo y compasivo con toda persona que encuentre. Recuerde que las personas sufren en silencio y encontrar en usted un poco de simpatía puede marcar la diferencia. Si puede, visite a los niños enfermos de un orfanato, o a los ancianos olvidados en un asilo.

Nunca más vuelva a estresarse pensando en usted mismo, solo ocupe su tiempo en algo que le guste y transmita su amor a sus semejantes.  Esa es la mejor medicina para esa enfermedad que tiene nombre y apellido.

sintomas del lupus

El lupus o lupus eritematoso sistémico es una enfermedad autoinmune en el cual el sistema de defensa del organismo se altera y no reconoce qué células son propias y cuáles son extrañas.

Por ello, puede afectar a numerosos tejidos sanos y ocasionar enfermedades de la piel, artritis, anemia, convulsiones o problemas psiquiátricos y hasta dañar a otros órganos internos, como el riñón, los pulmones o el corazón.

El lupus, usualmente, afecta a mujeres en la edad fértil, aunque también puede presentarse en hombres e incluso a niños siendo la herencia un factor importante para su aparición aunque también existen factores desencadenantes como la luz solar, algunos medicamentos, la adolescencia, después de un embarazo, la menopausia, después de una infección viral y por una lesión.

Dado que el lupus es capaz de atacar distintas partes del organismo, puede manifestarse diferentes síntomas; de allí que se dificulte su diagnóstico al confundirse con otras enfermedades como la esclerosis múltiple, la fibromialgia, el síndrome de fatiga crónico entre otros. Por esa razón, puede pasar desapercibido por años.

El lupus puede manifestarse con síntomas como:

Primera fase:

Eritema malar, que afecta la zona de las mejillas y el dorso de la nariz, también llamado por su forma, eritema «en alas de mariposa”
Dolor en las articulaciones y de los músculos
Fatiga v debilidad extremas
Adelgazamiento
Caída del pelo
Frialdad en los dedos de las manos y de los pies (la enfermedad de Raynaud)
Erupciones a causa de la luz solar
Depresión
Síntomas recurrentes similares al resfrío v o sudor nocturno
Segunda fase:

Inflamación del riñón (glomerulonefritis)
Hipertensión arterial
Hemorragias e infecciones frecuentes por el fracaso del sistema de defensa de nuestro organismo.
Es importante observar que el lupus suele aparecer en brotes. En otras palabras, puede haber largos periodos de tiempo en que la persona que lo padece permanece sin presentar síntoma alguno, dando la sensación de que el lupus se ha curado completamente.

Sin embargo, no es así, ya que, tras un periodo de tiempo variable, suele aparecer un nuevo brote, a veces, hasta más intenso que el anterior.

Remedios populares

— Verter una cucharada de valeriana en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar, dejar refrescar y colar. Tomar una taza con el fin de reducir el estrés y la depresión los cuales pueden aumentar el dolor.

— Tomar un baño de agua bien caliente entre 20 y 30 minutos lo que facilita el sueño. El agua caliente también ayuda a desinflamar las articulaciones y los músculos. Si no se tiene acceso a una bañera, un baño con agua tibia ayudará.

—Sumergir las manos en vinagre y agua. Muchas personas que sufren de lupus aseguran que al meter sus manos adoloridas en una palangana con agua tibia y unas cuantas cucharadas de vinagre blanco hace que se desaparezca el dolor.

Recomendaciones

Conversar sinceramente con su familia y amigos con relación al patrón impredecible del lupus y la forma en que afecta.

Hacer ejercicio moderado en forma regular para mantenerse activo físicamente siempre que la enfermedad lo permita.

Poner atención a los dolores para que se pueda controlar.

Conocer aquello que causa molestias Es importante aprender a detectar qué genera los síntomas para evitarlo. Por ejemplo, las personas que son sensibles al sol en ocasiones empiezan a sentirse mal cuando permanecen demasiado tiempo expuestas a éste. Se ese es el caso, se debe evitar la exposición directa y prolongada al sol y a la luz ultravioleta de fuentes artificiales (como tubos fluorescentes). Es necesario señalar que cuando se salga, se debe usar bloqueador solar, sombreros de ala ancha y se debe cubrir otras partes del cuerpo que estén expuestas.

Adoptar una dieta sin productos de origen animal.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *