La primera oreja humana que se imprime y escucha

Científicos de la Universidad de Princeton (EE UU) han usado una impresora en tres dimensiones cargada de células y nanopartículas de plata para crear una oreja biónica en la que el cartílago está combinado con una antena que capta las mismas frecuencias sonoras que una oreja de carne y hueso. El equipo, dirigido por el ingeniero Michael McAlpine, ha sido el primero en crear un órgano completamente funcional que reproduce e incluso amplía las capacidades de su homólogo humano, según explican en la revista NanoLetters. «Tenemos el potencial de crear ‘piezas’ personalizadas para reparar el cuerpo humano o incluso órganos con capacidades que superan las propias de la biología humana», concluyen los científicos. 

La tecnología de impresión 3D, que ha demostrado su enorme potencial replicando la forma de la oreja, considerada el órgano tridimensionalmente más complicado, es capaz de combinar e integrar tejidos vivos con componentes electrónicos, lo que en futuro permitirá incorporar toda clase de sensores al cuerpo humano, por ejemplo para monitorizar las constantes vitales, para detectar enfermedades en sus primeros estadios, o para ampliar la percepción de los sentidos.

Çomentario:

Podemos sustituir órganos aislados para suplir alguna falla del cuerpo humano, como ha marcado la forma y la tendencia en que nos hemos desarrollado en el ámbito de la salud y en cualquier orden de la vida. Hasta ahora toda investigación científica se ha realizado partiendo de partes aisladas de los sistemas, tal como es el caso de este desarrollo de la oreja humana, que es parte del sistema auditivo. Sin embargo, debemos tener presente que nada existe por separado y la ciencia ha tomado esta dirección en donde solo estudia y analiza por separado sus investigaciones, perdiendo la oportunidad de realmente comprender la “salud” dentro del marco de un sistema mucho más integral, un complejo engranaje. No existe nada por separado y de esto debemos tomar conciencia.

Fuente: Muy Interesante

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *