¿Ha desaparecido la esclavitud?

En los tiempos de la esclavitud en Estados Unidos, se retenía a los esclavos recién llegados a las plantaciones, por medio una bola negra de hierro que encadenaban al pié del sujeto, por lo cual era imposible que huyera cuando laboraba en los campos.

Los dueños de las fincas y de las vidas de estos seres humanos dieron por llamar a este instrumento “Black Berry” (o cereza negra), un símbolo de la esclavitud que en esos días forzaba a los hombres a trabajar toda la vida en los sembradíos sin posibilidad de liberación. Así controlaron la vida de estos hombres y construyeron su riqueza a sus expensas.

En los tiempos actuales sería inaudito encadenar con grilletes a los trabajadores. Sin embargo, la Black Berry ha hecho de nuevo su aparición, solo que ahora cuenta con tecnología de punta y es un aparato inalámbrico que ata irremediablemente al usuario a los caprichos y exigencias de los amos modernos.

Ciertamente es un nuevo instrumento de esclavitud. El patrón entrega el aparato al empleado y todos desde directivos, gerentes, ejecutivos de todo rango, con su Black Berry en la mano, van de aquí para allá y no se separan de ella ni un instante. Los sigue a cualquier parte, a cualquier evento, privado o profesional, siempre demandando atención a sus exigencias, brinda acceso inmediato, procesa correos, citas, horarios, controla, manipula, dejando impotentes a esposas, amigos, hijos y familiares.

Pensamos que vivimos en el siglo XXI, que el tiempo de la idolatría, de la esclavitud, de la servidumbre del hombre quedó atrás, pero no es así, ahora los hombres viven más esclavizados que nunca al dinero, al materialismo en su forma más pura, sin posibilidad de escapatoria, pues la bola negra siempre está alerta para que el hombre no se escape. 

Este escrito es una aportacion anónima de una lectora,

Muchas gracias

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *