Corazones al compás

El nervio vago podría estar detrás de la sincronización, suponen científicos.

Cuando un grupo de personas se reúne para cantar, no sólo se sincroniza la melodía elegida por los participantes; también su corazón late al mismo ritmo. Ahora, científicos suecos nos explican por qué sucede esto en la revista Frontiers of Neuroscience.

El estudio forma parte del proyecto Partitura del cuerpo que estudia cómo la música afecta al cuerpo y la salud en términos puramente biológicos, y cuyo objetivo es descubrir posibles aplicaciones de la música en medicina preventiva o rehabilitación. Cantar regula la actividad del nervio vago, que está implicado en nuestra vida emocional y nuestra comunicación con otros”, explicó a la agencia SINC Björn Vickhoff, autor del estudio. «Este nervio va desde el tronco del encéfalo al corazón y con la canción se activa rítmicamente».

El ritmo cardiaco aumenta durante la inhalación y se reduce al exhalar, cuando se activa el nervio vago que ralentiza al corazón. Este proceso, según los autores, es más marcado en jóvenes y gente en buena condición física. Nuestra hipótesis es que la canción regula la respiración, ya que se exhala durante las frases y se inhala entre ellas”, explica el investigador a SINC.

Los investigadores creen que la música podría ayudar a reducir el dolor, la ansiedad antes de una operación y a aumentar su motivación por la rehabilitación. Solo hace falta pensar en los estadios de fútbol, canciones de trabajo, himnos, procesiones en festivales, coros religiosos o desfiles militares. Las investigaciones muestran que rituales sincronizados contribuyen a la solidaridad del grupo”, concluye Vickhoff en SINC.

Çomentario:

Actuar en unidad, provoca la aparición de un poder nuevo, más elevado. Y podríamos decir que las personas que están unidas, incluso tienen una suerte especial que las mantiene, les ayuda, y las cura. Así está organizado todo en la naturaleza.

En nuestro mundo todo esta conectado y apenas nos estamos dando cuenta, pues nada  opera de manera separada.  Por lo tanto cualquier actividad que se realice contendencia a la unión, a la colaboración, al equipo, tal como estas personas que se unen para cantar, tiene el apoyo de un nivel más elevado de la naturaleza que las acerca a experimentar la armonía.

Busquemos que nuestros corazones latan a un solo ritmo, busquemos la UNIDAD.

Fuente: QUO

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *