Enseñar sin herir

Comentario:

Es menester que los padres y maestros sepan que no pueden herir o humillar a los niños, con el pretexto de enseñarles o imponer una disciplina. Actuar así solo crea hombres y  mujeres,  rebeldes, inadaptados socialmente, con grandes problemas emocionales, agresores en potencia. Los niños necesitan que les enseñemos a vivir en sociedad mediante ejemplos, juegos y debates. Muchos métodos educativos son ya obsoletos pues consideran al niño como un objeto y existe el peligro que estos seres cosificados gobiernen a la sociedad futura. Es necesaria una educación integral que los forme como seres humanistas y en ese sentido, guiarlos para que desarrollen todo su potencial. Solo dándoles el ejemplo de valores positivos y mostrando los problemas que causan los valores negativos conseguiremos crear una sociedad más integral y justa. 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *