En un rincón de América Latina (Las Ferias de México)

Muchas son las fiestas comunitarias a lo largo y ancho de México en todos los estados, ciudades y pueblos; generalmente duran una semana, siempre llenas de gran colorido en muchos aspectos, que van desde la decoración de los arcos florales a la entrada principal del pueblo o de la colonia donde se festeja la feria, hasta los puestos de comida, no por los colores mismos de los platillos, sino por el papel picado de papel de china, sin poder faltar los trajes típicos de las danzas ejecutadas en el zócalo correspondiente.

 Las ferias se han convertido en reunión de artesanos, campesinos, agrónomos, industriales que ponen a la venta todos sus productos. Las tradicionales ferias las aprovecharon los españoles en la Nueva España para retomar a los famosos tianguis (mercados locales que se ponen en los pueblos y ciudades para el abastecimiento de los lugareños).

 Las ferias regionales son aún más vistosas pues es la reunión de todos los pueblos y su gente en la capital del estado o en la cabecera municipal. Con el tiempo se han convertido estas sencillas ferias en todo un evento con palenques, ferias ganaderas, convenciones comerciales e industriales, sin faltar el festival cultural y gastronómico de la región.

 Aunque existen ferias con una participación regional existen algunas con participación nacional, tales como la feria de León, Guanajuato, la Feria de San Marcos en Aguascalientes, estas dos con la presencia de grandes empresas y consorcios industriales cuyo principal objetivo es dar a conocer los avances industriales y ganaderos de todos aquellos que tengan que ver con la industria y la ganadería; se reúnen las empresas de fertilizantes, maquinaria. Está también a nivel nacional el Tianguis Turístico que se celebra cada año en el puerto de Acapulco, Guerrero, para todos los que se dedican a la industria del turismo.

En cambio están las ferias con reminiscencia de nuestra presencia prehispánica como la Guelaguetza en Oaxaca, reunión de las siete regiones del Estado de Oaxaca, la feria de las velas igualmente en Oaxaca donde se reúnen todos los artesanos a nivel nacional que tengan que ver con la industria de la vela.

 La amplia gastronomía mexicana permite realizar la Feria Nacional del Mole. También con reminiscencia prehispánica está la Feria de la Flor más bella del Ejido, que se realiza en Xochimilco, Distrito Federal, donde se eligen a las mujeres más hermosas de la región y reúne a todos los horticultores y floristas de los alrededores.

 Las Fiestas de Octubre en Guadalajara, Jalisco, es otro de los grandes eventos a nivel nacional donde se reúnen industriales, artesanos y ganaderos y se realiza un sumamente colorido festival cultural donde asisten artistas de talla nacional.

 Para cerrar el recorrido de las ferias en México, está el Festival Internacional Cervantino en la ciudad de Guanajuato, en el estado de Guanajuato, que tuvo sus orígenes locales para que los lugareños pudieran disfrutar de las representaciones teatrales en las calles y plazoletas de la ciudad de los famosos «entremeses» escritos por Miguel de Cervantes Saavedra, que siguen estando a cargo de los estudiantes de teatro de la Universidad Autónoma del Estado de Guanajuato y la visita de grandes artistas, compañías de danza y teatro, orquestas sinfónicas y toda manifestación artística de talla internacional, sin perder su origen en ese ambiente callejero, al aire libre en carpas o escenarios multitudinarios.

Necesito de Todos, Necesito de Ti

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Kary dice:

    Debemos estar muy orgullosos de nuestro patrimonio intangible, es decir, de nuestras tradiciones, festejos, oralidades y cultura popular. Bien por la iniciativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *