Ser un triunfador

Comentario:

Ser un triunfador se fomenta en todos los niveles, incluso en las imágenes de los comerciales, en la calle, la radio  la televisión o en Internet; nos invitan a consumir, para ser triunfadores, porque de no hacerlo simplemente nos quedaremos soñando con pertenecer al equipo de los que sí lo son. 

 La idea de ser un «ganador» un «triunfador» se inculca desde muy temprana edad. A los pequeños se les muestra en qué forma se puede lograr ser considerado como tal desde los primeros años. Se inicia en el seno familiar, y es natural, porque casi todos hemos sido criados del mismo modo; continúa en la escuela y los medios se encargan de mantener ese estado por el resto de nuestras vidas. 

 En la escuela no se transforma y se concede más valor a una calificación que al conocimiento realmente adquirido en el colegio. Los niños y los jóvenes parten del hecho que deben triunfar en la vida y para ello, en ocasiones, aprenden a hacer trampa, simplemente con el fin de tener buenas notas. Otro aspecto que se ha manifestado es el de la popularidad del niño, la niña, el joven o jovencita que desean ser admirados por toda la escuela.  Esto invita a los niños y a los jóvenes a conductas que son inaceptables para la sociedad, pero parece no tener consciencia que ella misma lo produce con sus mensajes y de forma paradójica reprime las conductas que ella misma enaltece.  

 Es un hecho que la sociedad debe cambiar y debe hacerlo desde sus raíces, proporcionando una educación que ponga como marco, la importancia y la relevancia que tiene la persona en la sociedad. Esto le permitirá a la persona entender cuales actos dañan a la sociedad y cuales la benefician, y en correspondencia como estos actos afectan a la misma persona

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *