Cambio Climático

1. “Las inundaciones, las sequías y enormes tormentas estimuladas por el cambio climático están no sólo a punto de devastar los hábitats humanos, sino la salud mental, de acuerdo con investigadores australianos. La carga que surge en relación con los impactos climáticos en la salud mental y moral de la comunidad, la aflicción, la depresión, trastornos de estrés post-evento, y la tragedia de auto-daño, es grande”, señaló Tony McMichael, profesor de la Universidad Nacional de Australia, al presentar el estudio. Están apareciendo pruebas de que la sequía y las olas de calor, conducen a tasas de autolesiones y suicidio hasta en un ocho por ciento más elevadas” cuando la precipitación anual es de al menos 300 milímetros por debajo del promedio”, dijo.

“Los niños son especialmente vulnerables a la ansiedad pre-desastre y a las enfermedades post-trauma, señalaron los investigadores”. Fuente: de France24.com, sept. 2011

2. Sin embargo, el hombre por su comportamiento, su falta de aspiración hacia el equilibrio con la naturaleza, causa los cambios de la misma, su inestabilidad y variabilidad. Y entonces la propia naturaleza reacciona a estos cambios con reacciones violentas. Es así porque la naturaleza se compone de los siguientes reinos: inerte, vegetal, animal y humano. El ser humano es la parte «más alta» de la naturaleza, no por su materia animada, sino debido a sus aspiraciones y razón.

3. Durante miles de años, la historia nos demuestra que la misma naturaleza ayudó al humano a desarrollar sus anhelos y su razón en un desarrollo individualista, protagonista… la naturaleza no nos puso obstáculos que no pudiéramos vencer de esta forma. Sin embargo al final del siglo pasado, el desarrollo individual de cada persona ha llegado a su fin. Desde entonces y aún de una manera inconsciente por parte de los seres humanos, los intereses y la mente humana comenzaron a unirse con la naturaleza en una red integral. El mundo se conectó de manera global e integral. La red entre nosotros nos volvió interconectados.

4. Sin embargo, la naturaleza individualista de las aspiraciones y mente humana no se ha descubierto del todo, nos mantenemos egoístas, y esto nos hace opuestos a la red global de la naturaleza, y en el proceso de convergencia, sólo podemos evocar discordia y crisis aún mayores. Como egoístas no podemos funcionar en la red común. Y debido a que el hombre es la parte alta (por su deseo y razón, como ya dijimos), somos los más influyentes en la red de conexión entre todas las partes de la naturaleza, entonces inconscientemente nos provocamos más sufrimiento a nosotros mismos y a todos los demás niveles.

5. Nos podemos salvar de las consecuencias amenazantes de esto únicamente logrando equilibrio, armonía y una total interconexión con la Naturaleza.  La interconexión global nos obligará a volvernos armoniosos con esta parte del panorama. Se nos obligó a traspasar el punto de no retorno y no tiene sentido sufrir por ello.  Precisamente, la imposibilidad de regresar al “dulce” mundo del pasado nos dará la capacidad de tomar las decisiones que necesitamos para transformarnos: el único parámetro en este sistema que podemos cambiar.

6. ¡Es el momento para que todos saquen una conclusión, porque la naturaleza nos obligará de todos modos! ¿No es mejor cambiar nuestra naturaleza interior: el egoísmo?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *