Emociones destructivas y Bienestar interior


Imagen 1. Los fenómenos negativos sociales como las tasas de encarcelamiento, abuso de las drogas, depresión, violencia doméstica, distanciamiento entre padres e hijos, resultan de la desigualdad entre los diferentes estándares de vida y cómo me evalúo frente a los otros dentro de la disparidad que existe entre nosotros. La igualdad es una ley de la Naturaleza, así es que entre menos equilibrada se encuentre una sociedad, más problemas tendrá, como crimen, drogas, depresión, divorcios, etc.  Al mismo tiempo, entre las personas estén más nivelados en sus estándares de vida, menos problemas de esta clase enfrentará  la sociedad.
 
Imagen 2. Uno puede tener toda clase de emociones, siempre y cuando éstas se deriven de una visión integral. Si no se derivan de una visión integral, entonces aquella persona puede causar daño a otro. Una persona con visión integral puede hablar o gritar algo áspero cuando vea una acción o resultado negativo, pero no causará daño a otros.
 
Imagen 3. Cada vez más personas sienten aburrimiento en el puesto de trabajo y no están dispuestos aceptar esto, dado que esperamos que todos los aspectos de nuestra vida sean satisfactorios – una actitud que hubiera sido mucho menos común entre las generaciones anteriores con un punto de vista más práctico.
La primera emoción más común es la rabia, la segunda es el aburrimiento. Ellos sufren porque deben reprimir estas emociones en el trabajo.
Imagen 4.  La generación joven no se contentará con lo que el mundo tiene para ofrecer – dinero, honor, control o distintos placeres físicos – y buscará otro tipo de satisfacciones, más interesantes, más elevadas. Desde esta gran y nueva necesidad que se manifiesta hoy día, se forma una etapa intermedia en la que muchos sentimos desesperación, falta de propósito e incluso depresión. Esa misma sensación de frustración, que proviene de la incapacidad de llenar nuestro vacío interior en forma continua, es la que hoy conduce más y más personas a sentir que “no hay lo que perder” y es, de hecho, la razón principal por la que se rompen los límites sociales que nos restringían. Una persona frustrada, que no puede sobrellevar más la carga que se ha ido acumulando en su interior, puede encontrar la manera de quitarse la frustración por medio de la violencia. Es posible, incluso, que ni siquiera sea consciente de ello.
 
Imagen 5. En el trabajo, empleados agotados por aburrimiento e ira causan daño a los intereses del empresario. Esto se manifiesta en la inhibición, en el sabotaje, en el incumplimiento consciente, en los robos, en las fiestas ruidosas e improperios a sus colegas.
Hay un tipo de aburrimiento en que los profesionales se agotan no de la insuficiencia del trabajo, sino de la sensación que todo lo que hacen no tiene ningún sentido.
 
Imagen 6. La profesora Elaine Hatfield, psicóloga de la Universidad de Hawái, descubrió que el estrés puede ser tan contagioso como el resfriado, y que el estrés “pasivo” o de segunda mano y la ansiedad pueden propagarse rápidamente en todo el lugar. La gente parece ser capaz de imitar expresiones faciales, vocales y de postura de los demás con una rapidez impresionante”, dijo Hatfield.
“Como consecuencia de esto, son capaces de sentirse ellos mismos en las vidas emocionales de otros en un grado sorprendente.»
Lo que demuestra que la integralidad e interdependencia de nuestro mundo se hacen más evidentes, nuestra influencia mutua entre unos y otros se manifiesta cada vez más, hasta en el estado de ánimo común, la salud, la suerte, y así sucesivamente.
 
Imagen 7.  No existe en la Naturaleza algo así como el castigo. La crisis es un reflejo de nuestra desigualdad con el nuevo sistema de relaciones, que ahora se revela entre nosotros. Por esta razón es muy probable que ninguno de los métodos anticrisis que la gente intenta aplicar a la economía, funcionen. Estas tentativas únicamente lograrán acelerar el que las personas reconozcan que el mal de su egoísmo (individualismo acrecentado).
Necesitamos algún método enteramente nuevo, uno que sea realmente altruista (sin necesidad de reconocimiento por tal altruismo) y enfocado a alterar la consciencia humana. Las personas alrededor del mundo debemos comprender que hemos entrado a un nuevo sistema de relaciones humanas.
La Naturaleza nos ha atrapado, nos ha atado y ha cerrado la puerta con llave. Así es: estamos interconectados. Nos venimos desarrollando durante miles de años individualmente, para llegar a la cima de nuestro desarrollo egoísta y ahora nos encontramos totalmente interconectados.
 
Imagen 8. Por eso es que todos sufriremos, y no solamente algunas partes del mundo, sino en todos lados. Después de todo, somos un solo cuerpo y en un cuerpo si la pierna duele, es imposible que la cabeza ignore el dolor.
 
Imagen 9. Las nuevas generaciones están listas para enseñarnos para qué vivir en realidad, ¿tendremos la sensibilidad y el coraje de escucharlos?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *