Crear un huerto urbano

 

Si no disponemos de una huerta grande en el exterior, podemos cultivar algunas hortalizas en nuestras terrazas y balcones, creando un mini-huerto urbano.

En esta ocasión vamos a realizar la plantación de unas tomateras de producción ecológica, cultivadas de forma natural. Además de las tomateras, también podremos plantar unas lechugas y unas cebolletas rojas. Una buena época para este tipo de plantación es a principios de primavera.(Si desea seguir leyendo favor de dar Click en el enlace)

Comentario:

Pese a ser una buena opción a nivel social, este proyecto ejemplifica claramente nuestro desequilibrio con la leyes naturales; surge como resultado de una incapacidad de las ciudades para abastecerse de alimentos que provengan de lugares de origen nativos debido a desertificación, improductividad, abandono e insustentabilidad del sistema agrícola, lo que conlleva a otras implicaciones sociales como el abandono de campesinos de sus actividades y lugares para migrar a grandes urbes en el mejor de los casos como obreros. Lo anterior podría tener sus raíces en el cambio climático que arroja como resultado inundaciones , desiertos y heladas atípicas.La solución se encuentra en el mejoramiento de nuestras relaciones con los demás y  por lo tanto con la naturaleza.

Para la plantación de un huerto urbano, tenemos que tener en cuenta que necesitaremos unos contenedores de gran tamaño y volumen, ya que las hortalizas grandes suelen necesitar bastante espacio para crecer.

Como vamos a hacer un cultivo ecológico, el sustrato también deberá ser específico para huerto: una mezcla de turba, compost y guano. El abono también deberá ser natural o un abono de guano. Una vez pasados dos meses, en el agua de riego deberemos mezclar también un abono líquido de las mismas características.

A la hora de plantar las hortalizas, podemos colocar la tomatera en el centro y en la periferia diferentes lechugas con cebolletas. De esta manera, tendremos un pequeño huerto urbano para nuestras ensaladas.

Como la tomatera elegida tiene forma vertical, tendremos que crear una estructura en espaldera. Esta estructura hará de soporte para su crecimiento. Lo podemos hacer con tres cañas y después trenzándolas con otras más estrechas. También se puede hacer con tutores de plástico o metálicos forrados de plástico.

De esta manera, según vayan creciendo los brotes, podremos ir atando la tomatera para que vaya creciendo en forma espaldera, en vertical. Además, estas hortalizas necesitarán que les de el sol para crecer con mayor intensidad.

Fuente: Hogar Util

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *