El cambio climático se puede combatir reciclando emisiones, en lugar de reducirlas

 

El calentamiento global se puede combatir reciclando dióxido de carbono en lugar de reducir sus emisiones, como pretende la mayor parte de la clase política mundial. Es lo que ha propuesto el Premio Nobel de Química en 2010 Ei-ichi Negishi, que ha participado en el programa ConCiencia que se celebra este año en Santiago de Compostela. Para ello, según ha destacado Negishi en una rueda de prensa previa a la conferencia que impartirá hoy jueves, es preciso dar con el método para que la catálisis sea «rentable» económicamente, pues, aunque se conocen elementos como la plata y el oro que podrían utilizarse en el proceso, su alto coste hace su uso inviable.

«Cómo reciclar el dióxido de carbono es el gran problema para nosotros como especie», a pesar de que en la naturaleza, este proceso se produce constantemente, como en la fotosíntesis, explicaba el premio Nobel. Ei-ichi Negishi (Japón, 1935), profesor de la Universidad estadounidense de Purdue (EE UU), obtuvo en 2010 el premio de Química por conseguir acoplamientos cruzados catalizados por paladio en síntesis orgánica, lo que permitió el establecimiento de una nueva arquitectura molecular, más compleja, aplicable en ámbitos como la agricultura y la medicina.(Si desea seguir leyendo favor de dar Click en el enlace)

Comentario:

Los cambios climáticos irreversibles nos amenazan hace mucho tiempo. Son irreversibles porque no podemos cambiarlos con los métodos habituales. Pero si cambiáramos nosotros, entonces  todo esto cambiaría para bien, hacia el equilibrio de los parámetros climáticos.Sin embargo, el hombre por su comportamiento, su falta de aspiración hacia el equilibrio con la naturaleza, causa  inestabilidad y variabilidad y entonces la propia naturaleza reacciona a estos cambios y reacciones violentas. Es así porque la naturaleza se compone de las siguientes partes: inanimada, vegetativa, animada y humana. El ser humano es la parte más alta de la naturaleza, no por su cuerpo animal, sino debido a su deseo y razón.
Durante miles de años, la naturaleza desarrolló los deseos y la razón en los seres humanos. Mientras los deseos y la mente estaban desarrollándose, la naturaleza no nos puso obstáculos. Pero al final del siglo pasado, el desarrollo individual de cada persona llegó a su fin. Desde entonces, el deseo y la mente comenzaron a unirse con la naturaleza en una red integral. El mundo se conectó de manera global e integral. La red entre nosotros nos volvió interconectados.

Negishi señala a los procesos químicos como vía clave para hacer frente al incremento de población mundial, ante los 7.000 millones de personas que hoy habitan el planeta. Ello, en «competición» -de manera combinada- con los procesos biológicos y naturales, ha precisado.

El científico, por su parte, ha respondido a las pregunta de los periodistas sobre el motivo de que no patentase sus métodos, cuando genera grandes beneficios para las compañías que lo utilizan, con un escueto «prefiero ser premio Nobel que rico». A este respecto, ha comentado que algo que dice a sus alumnos y nietos es que, «si vas detrás del dinero, el dinero te escapará; pero si vas detrás de la excelencia, el dinero te seguirá», algo que, de hecho, le ha ocurrido a él.

Fuente: Muy Interesante

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *