Invertir en uno

Un antiguo cuento de la tradición sufí narra: en cierta ocasión se reunieron los dioses y decidieron crear al hombre y la mujer. Planearon hacerlo a su imagen y semejanza. Entonces uno de ellos dijo: Si el humano tendrán el mismo cuerpo que nosotros, fuerza e inteligencia igual que la nuestra, debemos pensar en algo que lo diferencia. De no ser así estaremos creando nuevos dioses. Debemos quitarle algo.Después de mucho pensar, uno de ellos propuso quitarles la felicidad y agregó: El problema va a ser donde la escondemos para que no encuentren jamás. Vamos a esconderla del monte más alto del mundo. Aunque con el tiempo pueden subir y alcanzarla.La escondemos en el fondo del mar sugirió un tercero.Pero pronto entendieron que con el tiempo, construirían una máquina capaz de bajar y encontrarla. Y así continuaron con la propuesta más diversa.El último de ellos había permanecido en silencio y dijo:Yo sé de dónde esconderla. Dentro de ellos mismos. Estará tan ocupados buscando la forma fuera que no sabrán que la lleva dentro.

Es momento de despertar y empezar a vivir mejor. Si queremos lograr este estado de conciencia y paz, que nos conduzca a la felicidad, es importante que aquí el mayor atención y cuidado demos, sea a nosotros mismos.Dedicarnos nuestros espacios para meditar, hacer ejercicios, iniciar alguna actividad que nos divierta y relaje, todo suma. En lugar de abandonarlos al victimismo y a la frustración, apostemos a cuidar de los otros mismos, a invertir tiempo y energía en ser felices y vivir con tranquilidad.Olvídate de la autocrítica y empresa a querer de más. Repensar la forma en que te comportas es clave, pero siempre debemos hacerlo desde la comparación, sin condenarnos. Si encauzar la energía de la crítica en amarte a vos mismo, vas a impedir que el futuro y el pasado dominen, o que las circunstancias externas determinen tu humor y tu emociones. Mira para adentro, esa es la cuestión.Vos también podés hacer resurgir la armonía en medio del caos, pero para eso tenes que aprender a mirar lo simple de la vida, los momentos pequeños, y conectarse con tu esencia. Las herramientas para no dejar que el caos externo afecta en nuestro interior, están justamente en cada uno de nosotros. Conéctate con voz mismo e invertir entiempo y energía en lo que realmente te importa. ¿Qué mejor modo de estar en paz?.(Si desea seguir leyndo favor de dar Click en el enlace)

Comentario:

Nuestro trabajo es encontrar en nosostros mismos la fuerza que controla el mundo y nuestra vida….

La crisis global surge del hecho de que la naturaleza es global, y entonces existe una conexión e interdependencia mutua entre todas sus partes, y explicamos que el hombre es la razón de todo lo que está sucediendo porque no está conectado con la naturaleza, y que para resolver la crisis tenemos que unirnos

Fuente: Paperblog

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *