DESASTRES AMBIENTALES EN MÉXICO: HISTORIA SIN FIN… (2 de 5)

AGUAS TURBIAS

En nuestro país, 96% de los cuerpos de agua superficial, aquella que se encuentra circulando o en reposo sobre la superficie de la tierra, formando ríos, lagos, lagunas, pantanos, presas y otros similares, tiene diferentes niveles de contaminación, lo que según datos de la OCDE se traduce en un costo económico de más de 6 mil millones de dólares al año.

La contaminación de estos cuerpos de agua tiene diferentes causas, siendo la principal la descarga de desechos industriales y de agua servida para diferentes usos municipales. Otras causales son el depósito de desechos sólidos a lo largo de las márgenes de los ríos y la contaminación derivada principalmente de la producción agrícola.(Si desea seguir leyendo favor de dar Click en el enlace)

Comentario:

Qué más esperamos para darnos cuenta que hemos lastimado seriamente nuestro medio ambiente, y que directamente nos estamos lastimando a nosotros mismos !!! Cuando ya no tengamos aire limpio y todos los ríos estén contaminados … ¿qué respiraremos y qué tomaremos?

Uno de los desastres ecológicos más fuertes registrados como ejemplo de la contaminación en este tipo de cuerpos de agua se dio en la Presa de Silva en San Francisco del Rincón, en el Estado de Guanajuato donde se detectó la muerte de más de 25 mil aves migratorias en 1994. La Profepa integró un Comité Técnico Científico para determinar las causas de mortandad y los estudios revelaron que el siniestro pudo haberse iniciado por la presencia de plaguicidas, colorantes y metales pesados en la presa, aunados a procesos biológicos que produjeron una mortandad inicial. Aunque las dimensiones del episodio llevaron a convertir la presa en una Reserva Protegida, en otros lugares de este estado, como en la Laguna Yuriria y la Presa de La Haciendita, en el municipio de Pénjamo, se han mantenido de manera cíclica los episodios de muerte masiva de diferentes grupos de aves migratorias.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *