Pasar 4 horas en el micro, no es vida

Decenas de habitantes de Ecatepec, Coacalco y Tultitlán han tenido que cambiar sus rutas de transporte para evitar perder más de cuatro horas de su día en trasladarse a sus trabajos o escuelas, debido a los congestionamientos viales que se generan en la autopista México-Pachuca.

A pesar de que las obras de ampliación de la autopista México-Pachuca llevan más de tres años en construcción, y que en ningún momento la empresa ICA (Ingenieros Civiles Asociados S.A. de C.V.) ha bloqueado el flujo de cuatro carriles con los que cuenta esta vialidad, “de seis a nueve de la mañana y de siete a 10 de la noche, la autopista se vuelve un verdadero estacionamiento”, así lo asegura Agustín Hernández, vecino de Ecatepec.

“Era desesperante poder pasarte más de dos horas en la pista que con mi familia, pues si no salía antes de las seis de la mañana de casa, no había forma de que llegara a mi trabajo a tiempo por culpa de los congestionamientos viales que día a día, se generan en esta vialidad”, exclamaba Agustín, quien desde hace unos meses, prefiere trasladarse hacia la estación del Tren Suburbano Lechería, a fin de evitar retrasos.

Seguir leyendo>>>

Comentario:

Necesitamos bajarnos de “nuestro tren de vida”, analizarlo y ver “quien” realmente se beneficia con este ritmo: “trabajar, gastar, trabajar, gastar” ¿Cuál es la finalidad? ¿Mejoramos nuestro calidad de vida? o simplemente enriquecemos a los manipuladores del sistema, comprando productos inservibles ¿ Cuánto necesitamos para una vida digna?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *