Cómo no extraviar a tu mascota o (si ya lo hiciste) cómo localizarla

Todos están propensos: puedes ser la persona más cuidadosa con tu mascota ¡Pero nunca falta!: que se te abra el portón y tu perro decida improvisar un paseo o que al sacarlo a pasear te distraigas y un minuto después ya no lo veas… Extraviar a una mascota puede ser una experiencia muy cruda, pero para que no suceda, aquí te presentamos algunos consejos, mecanismos y servicios preventivos.

¡Ah!: si eres de los desafortunados que ya perdió a su mascota, será mejor que pases a la última parte del texto.

Extraviado perro

CONSEJOS

      • ¡Ponle una placa! Su costo es muy bajo y permite aumentar la posibilidad de reencontrarte con tu mascota. Los animales extraviados andan por ahí sin la más mínima identificación y, evidentemente, esto sólo complica las cosas. Además del nombre del perro debes incluir tus datos de contacto. No dudes que existen personas que te devolverían a tu mascota.

      • Paseo y correa. Es importante que al pasear a tu mascota le mantengas con correa, sobre todo si no suele obedecer mucho a tus indicaciones. Manténlo libre sólo en lugares cerrados como parques o espacios reducidos en los que lo puedes tener a la vista y, ¡no te distraigas!: la distracción del dueño es el hermano gemelo del extravío de una mascota.

 

      • Collar. El collar y la correa que utiliza tu mascota debe ser seguro: si tienes un perro que jala como un gladiador, debes asegurarte de que ni el collar ni la correa se revienten y tu perro pueda correr (como un loquito sin rumbo) separándose de tu vista.  Tómalo en cuenta, porque tener un collar que se rompa sería muy problemático si es justo ahí donde estaba la placa de identificación.

 

      • Ruta. Procura establecer una ruta de paseo para que tu mascota pueda aprendérsela.

 

      • Enséñale trucos. Es valioso que tu perro tenga un poco de disciplina: enseñarles trucos como esperar junto a la puerta para salir antes de abrirla o, una vez abierta, salir de acuerdo con tu orden. Además, sería muy conveniente enseñarle a responder  siempre a algún llamado para que vuelva.

 

      • ¡Que no se escape! Hay perros que pueden aprovechar cualquier momento para salir de tu casa porque detectan a una hembra en celo, persiguen a algún “bichito”, responden al llamado de un extraño… Así que procura cerrar bien los lugares de tu casa en los que puede salir para que no suceda.
      • MÉTODOS TECNOLÓGICOS Y SERVICIOS

        Si quieres ser doblemente precavido tal vez no sea mala idea implementar alguna forma de registro de tus mascotas. En México no existe una forma de registro formal para ellas, pero actualmente puedes acreditar que son de tu propiedad a través de sus certificados de vacunación y testigos. Además, ya se han desarrollado tecnologías que permiten mantenerte seguro de la ubicación de tu mascota y localizarlos en caso de extravío.

        (Nota: sólo algunos de estos son gratuitos, ¡pero valen la pena!)

        • Petlocator. Es un dispositivo GPS que se coloca en el collar de tu mascota. Tiene un sistema de alertas con el que se previene que se extravíe y es capaz de proporcionar su localización exacta en tiempo real (en cualquier parte de la República). Inclusive puedes consultar localizaciones pasadas. Todo esto desde dispositivos como tu smartphone o computadora.

         

        • Microchip. Es, principalmente, un sistema de identificación, aunque en algunos casos pueden permitir que tu mascota sea rastreada vía satelital. En los que no, los únicos que pueden identificar a tu mascota serán los veterinarios, antirrábicos y clínicas en casos de extravío. La cosa funciona así:
            • Le implantas un chip –que es menor al tamaño de un arroz–.
            • Lo registras a algún sistema de localización como Loca-can, con lo que quedará registrado por un veterinario en una base de datos con información del animal y el dueño.
            • Si un día pierdes a tu perro, deberás utilizar el número de chip del animal para reportarlo para que se incluya a la base de datos en calidad de extraviado y un informe sea enviado a antirrábicos, clínicas y asociaciones. Mismos que te lo devolverán en caso de localizarlo.

         

        • Apps. Sí, el mundo de los gadgets también llega para salvarnos de perder a nuestras mascotas.
            • PiP (iOS). Es un sistema de reconocimiento facial. Sólo debes descargar la aplicación, fotografiar a tu amigo y dar algunos detalles básicos. Si se extravía, se envía el aviso a clínicas, refugios y otros usuarios de PiP. Si alguno de los usuarios lo encuentra podrá cargar la imagen y el programa procederá a la comparación y búsqueda.

           

            • UbiCan (iOS y Android). UbiCan es un servicio que ayuda a reportar a una mascota extraviada o en situación de calle para localizarla o rescatarla. La aplicación funciona con la utilización de un mapa satelital en el que se puede visualizar a las reportadas. Cualquier usuario puede ayudar para el regreso a su hogar. (Aunque se llame “UbiCan” permite el registro de todo tipo de mascotas). Esta aplicación es mexicana e incluye información sobre informaciones sobre mascotas en adopción y refugios.

           

            • Back2gether (iOS y Android). Esta aplicación también funciona con un geolocalizador que te permite marcar el lugar exacto en dónde lo extraviaste (o dónde encontraste a alguna mascota que sospechabas se había perdido). Además, podrás publicar la foto de tu animal perdido con datos como raza, sexo, edad, tamaño aproximado. Tarde o temprano podrías recibir la notificación de un animal encontrado que podría ser el tuyo y podrás contactar a la personas que encontró tu mascota o al dueño de la mascota perdida.

         

        ¡YA LO PERDI! ):

      • ¡Qué bárbaro!…

        Si has perdido a tu mascota y ésta no tenía ni una seña para facilitar su regreso a ti, será mejor que pongas en marcha alguna aplicación de las señaladas aquí arriba y a hacer reportes en las redes sociales (en las que etiquetes a asociaciones animalistas o usuarios que te puedan ayudar). También es útil reportar en páginas como Perdí mi mascota, o Perros Extraviados o UbiCan (éstos son sólo tres ejemplos, hay más páginas fácilmente localizables).

        Los carteles en los postes, paredes, banquetas y hasta en el coche pueden ayudarte. Decirle a tus vecinos del extravío es buena idea, también pedirle a amigos y conocidos que te ayuden a encontrarlo.

        Comunícate a Centros de Atención Canina y organizaciones rescatistas.. ¡Y no te detengas!

        Toma en cuenta que la única forma de encontrarlo es no dejar de buscarlo. El destino de los perros callejeros (no rescatados) es invariablemente cruel.

        Si lo has perdido y sientes que no volverá, no dejes de procurar localizarlo, tarde o temprano podría aparecer.

        Te invitamos a ver el siguiente video que refleja la tremenda y emotiva alegría que Juan Tarquino –joven colombiano residente en Argentina– sintió tras encontrar a su perra “Piaf” después de haber emprendido una tarea incansable de búsqueda durante cinco meses: más de 80 mil carteles, visitas a institutos, registro en redes de perros perdidos, en redes sociales, en medios de comunicación, volantes…

      • Fuente: Sinembargo

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *