Un día

Pensemos que podemos ofrecerle al mundo, como nos imaginamos una sociedad corregida, donde todo funcione de acuerdo a leyes de otorgamiento mutuo, solidaridad, y participación, donde todos entiendan que están conectados en un sistema único, y que no puede ser que algunos tengan necesidades extremas y otros no, Revelemos la forma en la que somos realmente. LA PERSONA QUE PIENSA EN LO DEMÁS, YA NO NECESITA NADA MÁS.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *