Patrimonio inmaterial de la humanidad

Como parte de las actividades culturales de la Unesco se ha editado un libro Captar lo inmaterial – una mirada al patrimonio vivo, por François-Xavier Freland, en el que se muestran fotografías de tradiciones como danza, música, festividades, artesanias, vestidos, informándonos de las acciones que se han venido tomando para preservar este patrimonio inmaterial, que es tan importante como cualquier otro.  A continuación algunos fragmentos de la obra que nos habla de esta importante labor:  

danzantes

El patrimonio cultural inmaterial nos inspira un sentimiento de identidad y pertenencia, estableciendo un vínculo entre el pasado y el futuro, a través del presente.

La actividad de la UNESCO en la esfera del “patrimonio cultural” se limitó inicialmente a la protección y conservación de patrimonios tales como monumentos históricos, objetos o sitios culturales. Con el paso de los años, la comunidad internacional empezó a exigir que se tuviera en cuenta el patrimonio cultural inmaterial como elemento esencial del patrimonio cultural: éste fue el origen de un nuevo enfoque que reconoce a las comunidades y grupos como actores principales del patrimonio cultural. Estas formas materiales o “vivientes” del patrimonio cultural abarcan tradiciones o expresiones vivas heredadas de nuestros antepasados y transmitidas a nuestros descendientes, como las tradiciones orales, las artes del espectáculo, las prácticas sociales, los ritos y celebraciones festivas, los conocimientos y prácticas relativos a la naturaleza y el universo y los conocimientos y técnicas necesarios para la artesanía tradicional.

La importancia del patrimonio cultural inmaterial estriba en sus valores intrínsecos. El patrimonio cultural inmaterial nos inspira un sentimiento de identidad y pertenencia, estableciendo un vínculo entre el pasado y el futuro, a través del presente. Además, el intercambio internacional de conocimientos sobre el patrimonio cultural inmaterial de las diferentes comunidades favorece el diálogo intercultural y promueve el respeto mutuo. El patrimonio cultural inmaterial reviste también una importancia social y económica, por cuanto ayuda a forjar y mantener la cohesión social y el diálogo, y puede proporcionar ingresos, contribuyendo así a allanar el camino hacia el desarrollo sostenible.

Numerosos aspectos del patrimonio cultural inmaterial están en peligro, amenazados por factores como la globalización,
la
homogeneización cultural y una falta de reconocimiento y comprensión.

Numerosos aspectos del patrimonio cultural inmaterial están en peligro, amenazados por factores como la globalización, la homogeneización cultural y una falta de reconocimiento y comprensión que hace que a algunos sectores de la población este patrimonio les parezca insignificante o desfasado. La transmisión de este patrimonio también está amenazada por mutaciones sociales tales como las migraciones y la urbanización, que a menudo distancian a la población —y en particular a los jóvenes— de los ancianos, poseedores del conocimiento. Si no se adaptan al contexto local, los sistemas educativos formales o los medios de comunicación tenderán a conceder poca importancia a los conocimientos y técnicas tradicionales. La respuesta a estas amenazas deben darla las propias comunidades y grupos, con el apoyo de las organizaciones locales, los gobiernos y la comunidad internacional.

Hay una diferencia entre la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial y la protección del patrimonio material. En efecto, los principios clásicos de la protección o la conservación pueden llevar a que un elemento del patrimonio

Las medidas de salvaguardia se articulan en torno
a un proceso de
transferencia de los conocimientos, procurando que el patrimonio se mantenga vivo entre
las
generaciones presentes y se transmita a las futuras.

http://unesdoc.unesco.org/images/0018/001871/187119s.pdf

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *