El científico social, Philip Zimbardo dijo durante una charla en TED: factores diferentes al carácter determinan el comportamiento

Como un niño que creció en un barrio difícil en el sur del Bronx (un gueto de Nueva York), el psicólogo social Philip Zimbardo aprendió a una temprana edad que: “Yo sabía que la línea entre el bien y el mal (la que los privilegiados suelen pensar que es fija e impermeable – con ellos en el lado bueno y los otros en el lado malo) era móvil y permeable.”

En este video de TED  https://www.youtube.com/watch?v=OsFEV35tWsg  [23 minutos – idioma inglés con subtítulos] Zimbardo presenta tres factores que pueden determinar la probabilidad de malos actos de personas bien intencionadas sanas y normales:

lobo bueno, lobo malo

Manzanas podridas, ¿Un barril dañado o fabricantes de barriles dañados?

 

Los 3 factores que influyen en la transformación del carácter humano hacia mal pueden resumirse como:

  • Disposición: dentro de la persona. Este es el factor más considerado como causa del comportamiento, por la cultura, las religiones y gobierno.

  • Situacional: fuera de la persona. Este es el factor que apunta a la influencia del entorno inmediato de una persona, normalmente uno en el que el comportamiento habitual de una persona normal no sería posible.

  • Sistémico: la estructura de poder que crea y mantiene la situación.

“Desde la Inquisición hemos tratando con problemas a nivel del individuo y no ha funcionado”.

 

Recomienda un cambio de paradigma del enfoque; “alejarse del modelo médico que se centra sólo en el individuo, hacia un modelo de salud pública que reconoce vectores situacionales y sistémicas de la enfermedad.”

Promover el heroísmo como antídoto al mal. Zimbardo sugiere lo siguiente:

  • Promover la imaginación heroica de los niños en nuestro sistema educativo. “Queremos niños que piensen, ‘Soy un héroe en espera’, esperando la situación correcta para actuar heroicamente”.

  • Motivar a las personas a superar la tendencia natural a la pasividad en situaciones sociales [como se demostró en el Bystander Experiment].

  • Enseñar a los niños a pensar y a actuar en beneficio de la sociedad, en lugar de en beneficio de sí mismos.

  • A diferencia de los héroes de la infancia como Superman y la mujer maravilla que tiene poderes especiales, los niños necesitan que se les enseñe que los héroes pueden provenir de personas normales.

Fuente: Zimbardo YouTube/Philip Zimbardo: Why Ordinary People…

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *