La anatomía de la risa

Ciertamente es mejor no tomarnos tan en serio,  ver las cosas con la sencillez de la risa y el buen humor

risa

Símbolo de la alegría, la risa es tan espontánea como misteriosa y la ciencia se ha propuesto descifrar sus porqués desde distintas especialidades. Expertos analizan las causas, procesos y efectos que tiene desde una sonrisa hasta una carcajada en las personas y sociedades.

Y, aunque suelen ser estereotipados como aburridos, los científicos han demostrado en más de una ocasión su buen sentido del humor. ¿Quieres descubrir cómo? ¡Sigue leyendo!

¿QUÉ ES EL HUMOR?

Entre más ríes, generas menos cortisol y mejora tu memoria.

El sentido del humor se define como la capacidad de percibir y disfrutar lo cómico, divertido o risueño («de aspecto deleitable», según la RAE).

Psicólogos, neurólogos, filósofos, sociólogos, historiadores, antropólogos, lingüistas, entre otros especialistas, agrupados en la Sociedad Internacional de Estudios del Humor o de manera independiente, trabajan para descubrir sus antecedentes, explicaciones

y variantes.

LA RISA ES LA CLAVE

Lo que tienen en común lo cómico y lo divertido es la risa. Ésta es sumamente compleja, pues involucra varias partes del cerebro, alteraciones respiratorias y faciales, sonidos particulares y una sensación de placer. Hasta ahora, hay cuatro teorías principales que explican sus causas:

Freud, entre otros, postula que la risa libera alguna tensión o sentimiento acumulado,

como cuando nos burlamos de nosotros, soltamos risas nerviosas o «peleamos» en son de broma.

Es la más reciente y considera que cualquier cosa puede volverse graciosa con sólo tomársela como algo no serio, como un juego de niños.

La risa es resultado de la percepción de que otra persona es inferior a uno mismo, como cuando alguien choca o se golpea, lo que lo hace parecer menos competente que nosotros.

Cuando el cerebro percibe dos elementos contrarios o incompatibles que aparecen unidos, como los chistes de doble sentido o los contrastes absurdos,  lo encuentra cómico.

Aunque no es de las principales, esta propuesta del politólogo y psicólogo español Eduardo Jáuregui explica que la risa también surge cuando alguien hace algo

que rompe lo esperado según su estatus, como la Reina del Pop.

Las endorfinas liberadas al reír hacen más anchos los vasos sanguíneos y eso mejora tu circulación.

LA RUTA RISUEÑA

La risa inicia en la corteza cerebral, pues ahí procesamos el estímulo (un chiste,

una escena…) a nivel cognitivo. Después, esa señal llega al córtex , donde lo absurdo

o gracioso genera una emoción placentera, pues entra en acción la dopamina u hormona de la felicidad. Ésta activa el sistema de recompensa al estimular el núcleo accumbens. Una vez activado, se envían señales de felicidad a la corteza prefrontal y se genera la reacción eufórica: la carcajada. La risa es 30 veces menos frecuente cuando se está solo que en compañía.

MISTERIOS RESUELTOS

Psicólogos evolutivos sostienen que el cerebro humano es social por naturaleza, por lo que «creó» una plataforma biológica para transmitir más lo positivo que lo negativo y favorecer la comunicación empática a partir de la risa. Los mecanismos del control de la risa están localizados en la región «más primitiva» del cerebro, donde están los instintos, que son difíciles de controlar, como a veces pasa con la risa.

¿PARA QUÉ SIRVE REÍRNOS?

¿POR QUÉ ES DIFÍCIL AGUANTARSE LA RISA?

¿CUÁNDO NOS REÍMOS?

Robert Provine, pionero en el estudio del sentido del humor, descubrió que la risa tiene un papel comunicativo importante: suele surgir al final de las frases, para puntualizar  las pláticas, no para interrumpirlas, y nace del ponente, aunque luego el oyente ría.

La risa se contagia gracias a nuestras neuronas espejo, cuya función es favorecer la interacción y la empatía con otras personas. Por ellas es que los bebés devuelven una sonrisa sólo al verla. Además, entendemos la risa como algo gracioso, así que la ajena provoca la nuestra.

¿POR QUÉ LA RISA ES CONTAGIOSA?

¿PODEMOS IDENTIFICAR UNA RISA FALSA?

Reírte favorece la digestión al aumentar las contracciones de los músculos abdominales. Un estudio de la Universidad Royal Holloway de Londres descubrió que, cuando se escucha una risa falsa, el cerebro la detecta inconscientemente y activa ciertas regiones para tratar de descifrar el verdadero estado emocional y mental de quien rió.

DIVERSIÓN CIENTÍFICA

Más allá de los laboratorios y las batas blancas, los científicos han demostrado su sentido del humor en sus estudios, premiaciones y labores de divulgación.

 

Leer más: http://gruporeforma.reforma.com/interactivo/ciencia/anatomia_risa/#ixzz3ZO6X10NG

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *