Cambios para respirar

Un artículo para reflexionar en el valor de la vida y preservar el reino vegetal y animal que nos rodea

flor

Investigadores en la Ciudad de México analizan si los niveles de bióxido de carbono están provocando cambios en la anatomía de las plantas, según un reporte de la Academia Mexicana de Ciencias.

Los estomas son aperturas especializadas de la capa externa de una hoja -epidermis foliar- que permiten la entrada de bióxido de carbono (CO2) necesario para optimizar el proceso de fotosíntesis y preservar la mayor cantidad de agua. De acuerdo con la especie, los estomas tienen un tamaño y un número fijo, y según los investigadores existen evidencias de que el incremento de CO2 atmosférico en la Tierra ha impactado a las plantas y ha modificado su densidad estomática.

Sin embargo, “se requieren más estudios para determinar el efecto del CO2 en la anatomía de las plantas”, dijo la investigadora Teresa Terrazas, del Instituto de Biología de la UNAM.

Terrazas, la maestra Patricia Rivera y el doctor Jose Luis Villaseñor, partieron de la hipótesis de que las especies conocidas como compuestas han modificado la estructura que les permite respirar, ante el incremento de dióxido de carbono.

Los investigadores recolectaron muestras durante 2009 y 2010, y las compararon con ejemplares colectados antes de 1970, y encontraron cambios en 13 de 26 ejemplares.

Según Teresa Terrazas, en el caso de las especies que no presentaron modificaciones sería necesario llevar a cabo estudios adicionales que consideren un mayor número de variables anatómicas que pueden ser afectadas por la contaminación atmosférica. De esa manera, se podrá concluir si los cambios atmosféricos provocados por las actividades humanas modifican o no la estructura anatómica de las plantas en la cuenca de México. Además, “estos estudios se tienen que hacer en otras especies de plantas que viven en esta zona para ver si el patrón se repite, sobre todo porque hay especies más vulnerables que otras”, dijo la integrante de la Academia Mexicana de Ciencias, en referencia a que el estudio se limitó a una localidad de la Ciudad de México.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *