Nuestera manera de percibir el mundo

Dentro de nosotros tenemos la forma en que percibimos el mundo, las emociones y sentimientos que se desprenden de nuestra percepción.  ¿Quiénes somos y cómo podríamos cambiar?

En nuestro exterior tenemos nuestros pensamientos, nuestras palabras, nuestras acciones.  Así nos relacionamos con el mundo.  

El cambio verdadero solo es posible cuando la percepción interna cambia, pero poco podemos hacer al respecto. No podemos ordenar lo que debemos percibir, sentir de modo distinto y entender lo que no entendemos.

Lo que sí podemos hacer es dirigir nuestros pensamientos, nuestra intenciones, para que nuestros actos sean empáticos, sensibles a las necesidades de los otros.  Podemos olvidarnos de nuestras tormentas interiores y buscar sencillamente llevarnos bien con todos, ponernos en su lugar, no hacerles lo que no queremos que nos hagan

mar

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *