Los pilotos que vuelan sin cobrar para salvar a perros de ser sacrificados

Los animales nos acompañan en nuestro viaje por este mundo.  Algunos son nuestras mascotas, otros dan su vida para nutrirnos, o nos ayudan en algunas faenas.   El ser humano está aquí para cuidar del planeta y convertirlo en un lugar en donde todas las especies encuentren su lugar.  Tenemos la inteligencia para lograrlo

piloto

Con una superficie de más de 9 millones de kilómetros cuadrados, Estados Unidos es el cuarto país más grande del mundo. Por eso es perfectamente comprensible que dentro de sus amplias fronteras encontremos enormes diferencias, casi en cualquier tema o aspecto que nos detengamos a analizar. La adopción de mascotas no es una excepción: mientras en unos estados no tienen más remedio que sacrificar animales por falta de espacio en los refugios, en otros puntos del mapa hay más hogares disponibles que criaturas necesitadas.

La solución a este desequilibrio parece sencilla: basta con trasladar a perros y gatos de un lugar a otro. El problema es que los desplazamientos tan largos tienen un coste elevado, gastos que las sociedades protectoras no pueden asumir. La clave para resolver esta situación sin tener que recurrir al sacrificio la hemos encontradoleyendo ABC News: organizaciones de pilotos sin ánimo de lucro ofrecen gratuitamente sus aviones y su tiempo para encargarse del transporte de las mascotas.

Una de ellas es «Wings of Rescue», con sede en California. En los últimos cuatro años ha salvado la vida a más de 12.000 animales, llevándolos a sus nuevas casas en Oregon, Idaho, Washington o incluso Canadá. Todo gracias a los donativos que reciben desde numerosos rincones del planeta; y por supuesto, gracias a la solidaridad de los pilotos voluntarios. Semana tras semana dirigen aviones privados que cambian una muerte segura por una nueva vida, con la atención y el cariño que sus pasajeros necesitan.

«Volar con ‘Wings of Rescue’ es una de las experiencias más satisfactorias que he tenido en toda mi vida. Es importante decir que nosotros nos llevamos toda la fama, pero en realidad hacemos la parte divertida. Hay un montón de maravillosos voluntarios haciendo el verdadero trabajo», explica Ángela García, piloto que colabora con esta organización. Decidió unirse a ella tras conocer al fundador,Yehuda Netanel, en una pista de aterrizaje. Al verle descargando decenas de perros y gatos quiso saber qué estaba haciendo exactamente.

El pasado sábado, 11 de abril, «Wings of Rescue» celebró un evento especial llamado «Spring to Life». Sólo en ese día se transportaron 250 mascotas desde San Bernardino (California) a diferentes destinos, como Washington, Oregon y Montana. Viajes de entre 1.000 y 3.000 kilómetros que por carretera serían casi insoportables para los animales; y que han podido llevarse a cabo gracias a aportaciones solidarias por valor de 20.000 dólares. Queda claro que cuando se trata de cambiar un final dramático por una existencia feliz, el único límite es el cielo.

Fuente: ABC

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *