Fiesta sorpresa multitudinaria para un niño autista sin amigos

El altruismo, la empatía son rasgos de personalidad que es necesario inculcar a nuestros hijos.  Si bien los amiguitos  estuvieron ausentes en la fiesta, muchas personas de buena voluntad festejaron a este niño con gran alegría

El sexto cumpleaños de Glenn Buratti, un estadounidense con una forma leve de autismo, podría haber sido un desastre. Ninguno de sus compañeros de clase asistió a la fiesta.

fiesta cumpleaños

Pero gracias a internet y a la solidaridad de la comunidad local tuvo una celebración inolvidable.

Su madre Ashleen invitó a 16 compañeros de Glenn el primer domingo de febrero. Ningunó confirmó su presencia, pero los padres decidieron mantener el evento en caso de que alguien apareciera a último momento. Pero no fue nadie.

Glenn se puso muy triste y Ashleen expresó su frustración en un mensaje a los 10.000 miembros en Facebook de un grupo de la comunidad de St. Cloud, en el estado de Florida.

“Sé que suena tonto”, escribió la madre, “pero tengo el corazón roto por mi hijo”.

En poco tiempo, los padres del niño empezaron a recibir mensajes de desconocidos preguntando si podían ir a la fiesta.

“No teníamos idea de que podríamos llamar tanto la atención con nuestra publicación y que recibiríamos tanta gente en casa para felicitarlo”, le dijo a la BBC John Buratti, padre de Glenn.

Regalos

Pero los invitados no vinieron solos: trajeron presentes.

Una mujer llevó una bicicleta, otros juguetes. Un hombre llevó su cámara y donó las fotos a su familia.

Quince niños y 25 adultos participaron de la fiesta. Pero la historia no terminó ahí.

Los bomberos y la policía de la localidad se enteraron y al día siguiente, con permiso de los padres, visitaron a Glenn.

“El camión de bomberos está en nuestra casa”, aseguró Glenn al regresar de la escuela el lunes.

“¡Está todo bien! Están aquí para desearte feliz cumpleaños”, le dijo Ashleen.

“Este tipo de problema es común para los niños que tienen autismo”, aseguró el padre de Glenn.

Además de traer regalos, los policías y bomberos le mostraron al niño cómo manejar sus autos, camiones y motocicletas. Un helicóptero de la policía sobrevoló la casa y el piloto saludó a Glenn.

Después de ser publicada por el periódico local, la historia del cumpleaños de Glenn apareció en varios medios de Estados Unidos y otros países.

“Nunca en un millón de años podríamos haber imaginado que pasaría esto. Nos quedamos encantados y tocados por la forma en que las personas se movilizaron para hacer el cumpleaños de mi hijo tan memorable”, dice John.

“Este tipo de problema es común para los niños que tienen autismo. Esperamos que otros niños se den cuenta de que, por más que piensen que alguien es diferente, esa persona todavía tiene un corazón y quiere tener amigos como cualquier otra persona”.

Fuente: BBC

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *