El tiempo no se gana

Contamos las horas como si se tratara de monedas.  ¿Por qué?  Podemos ganar dinero pero no tiempo.  El dinero puede esfumarse o multiplicarse pero no podemos robarle tiempo al tiempo.  Podemos guardar o gastar el dinero, invertirlo, prestarlo, pero las horas se escurren entre nuestras manos y no podemos controlar su incesante fluir. Sin embargo, el tiempo depende de nosotros porque cuando llega un momento podemos desperdiciarlo y así habrá llegado y se habrá ido sin tener sentido y sin sentido, es un momento que no habrá existido.  Una moneda que no contamos es una moneda perdida.  Un momento que no aprovechamos se habrá perdido para siempre

AMAR free

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *