Día mundial del Parkinson

La enfermedad de Parkinson (EP), también denominada Parkinsonismo idiopático o parálisis agitante,1 es un trastorno neurodegenerativo crónico que conduce con el tiempo a una incapacidad progresiva, producido a consecuencia de la destrucción, por causas que todavía se desconocen, de las neuronas pigmentadas de la sustancia negra.2 3 Frecuentemente clasificada como un trastorno del movimiento, la enfermedad de Parkinson también desencadena alteraciones en la función cognitiva, en la expresión de las emociones y en la función autónoma (http://www.un.org/spanish/News/story.asp?newsID=8911#.UWaro6JhVfQ)

Hoy, 11 de abril, se celebra el Día Mundial del Parkinson, bajo el lema «Rompe los mitos del Parkinson». Esta dolencia neurodegenerativa afecta a cinco millones de personas en todo el mundo y, según datos del comité médico asesor de la Federación Española de Parkinson, uno de cada cinco enfermos tiene menos de 50 años.
Este trastorno neurodegenerativo y crónico fue descubierto por el médico británico James Parkinson, a quien debe su nombre, y es el resultado de la destrucción progresiva e irreversible de las neuronas (que no pueden producir dopamina) que se encuentran en una parte del cerebro denominada sustancia negra. Este deterioro cerebral se traduce en diversos síntomas, entre los cuales los más conocidos son los motores o relativos al movimiento.

Sin duda, el mito más arraigado en el conjunto de la población es que la enfermedad de Parkinson producetemblores, una verdad solo a medias, puesto que el 70% de los afectados sí tienen este síntoma, pero un 30% no lo sufren.

Otras señales características, además de los movimientos involuntarios (discinesias), son lentitud de los movimientos (bradicinesia), rigidez que impide moverse, discapacidad, dolor, menor capacidad pulmonar, dificultades para toser o deglutir los alimentos, consecuencias psicológicas como la ansiedad y la depresiòn y, en las etapas más avanzadas, demencia, aunque no todos los enfermos la desarrollan.

Estos síntomas se presentan a medida que avanza la enfermedad, que consta de cinco estadios. En elestadio 1, los signos son tan leves que es muy difícil de diagnosticar como Parkinson. Los pacientes comienzan a experimentar torpeza al abrir una puerta o al pelar una fruta, pero no le dan importancia. En elestadio 2, los enfermos pueden tener una calidad de vida normal si se toman la medicación. En el estadio 3, empiezan a notar discinesias o movimientos involuntarios. Y el 4 y el 5 ya son fases muy avanzadas, de forma que muchos pacientes ni siquiera llegan a experimentarlas, porque fallecen antes por otra causa.

(http://www.consumer.es/web/es/salud/problemas_de_salud/2013/04/11/216392.php?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=eroski-consumer/estandar)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *