Cuentos del mundo – México

Los miedos de María

La mamá de María le dijo que faltaba poco para ir a la escuela, ya tenía edad para salir del jardín de infantes y aprender muchas otras cosas, entre ellas leer, escribir, hacer cuentas.

María pensó que dejaría a sus compañeros de grupo, sus maestras, le daba miedo ir a un lugar que no conocía, además no le interesaba aprender otras cosas, a ella lo que más le gustaba era dibujar, todo lo que quería decir lo hacía por medio de un dibujo, cuando la mamá cumplía años, pintaba una flor con muchos colores y algunas veces el papá recibía un corazón grande y de color rojo.

mundo

Como lo hacía todas las veces que quería expresar algo, tomó sus lápices y empezó a dibujar aquello que sentía: “el miedo”, hizo muchos trazos, con diferentes colores, uniendo el rojo con el negro, el naranja con el verde, el azul marino y el amarillo, mucho café por todos lados.

Al ver el dibujo parecía una selva, una cueva poco iluminada, daba la idea de alguien que estaba perdido en ese mundo de líneas y símbolos, María lo guardó sin mostrarlo a nadie y no volvió a pensar en el miedo de cambiar de escuela. 

Muy pronto se llegó el inicio de clases y María ingresó a la escuela primaria, el primer día recordó aquel miedo que sintió cuando la mamá le mencionó el cambio. Al entrar a su salón la maestra los recibió con un abrazo y les mostró todos los dibujos que estaban en las paredes, los había de diferentes animales, flores, paisajes, María sintió que esos dibujos eran un mensaje para ella, le decían que tuviera confianza, que olvidara el miedo.

La maestra les entregó muchos lápices de colores y una hoja en blanco para que hicieran un dibujo, del tema que más les gustara, María prefirió los colores que le permitieron dibujar el arco iris en un campo lleno de flores, árboles, un riachuelo y unos niños jugando acompañados de una maestra.

Los miedos de estar en la escuela se habían quedado en el cajón donde guardó aquel dibujo de los colores fuertes, cada día disfrutaba de sus nuevos amigos y de todo lo que aprendía. 

En una ocasión que acompañaba a su mamá mientras veía las noticias de la televisión, observó que mencionaban la palabra “guerra”, las personas que hablaban mencionaban el peligro de muchos niños que vivían en los lugares donde se presentaban los problemas, en la pantalla aparecieron niños con heridas en su cara y que lloraban, tenían miedo, se veían solos, tristes, María se sintió igual que aquellos niños aunque estaba a mucha distancia y no los conocía.

Durante muchos días María estuvo pensando en esas imágenes de la televisión, en aquellos niños, el miedo de que ella y sus compañeros estuvieran en la misma situación, recordó la manera en que acostumbraba enviar mensajes, dibujando, ahora no dibujaría por miedo, tenía que decirles a esos pequeños que otros niños pensaban en ellos y les deseaban que mejoraran, que hicieran a un lado el miedo y que sonrieran.

Le dijo a su mamá que le comprara muchas hojas blancas y se puso a dibujar, flores, estrellas, animales, árboles, playas. Platicó a la maestra su idea y entre todos los compañeros hicieron más dibujos, corazones, caritas sonrientes, las líneas de los dibujos de María y sus amigos mostraban amor, el sentimiento que combate el miedo.

Cuando enviaron los mensajes a los niños que no conocían, se sintieron valientes, hermanos de aquellos que recibieron los regalos y el cariño dibujado en muchos colores.

 

Por:  María Guadalupe Cárdenas Madero

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *