Un tesoro bajo el agua: crean la reserva marina más grande del mundo

No podemos sino felicitarnos de esta iniciativa del Reino Unido.  Preservar todos los ecosistemas del planeta está en primer lugar de las prioridades.  Un ecosistema que se pierde y tendremos situaciones que no podemos predecir

pristinas-britanicas

El gobierno británico anunció ayer la creación de una reserva natural marina en la Polinesia que, con sus 834 mil kilómetros cuadrados, una superficie casi igual a la de Venezuela, será la mayor del mundo. La reserva estará alrededor de las islas británicas de Pitcairn, en el océano Pacífico, en una zona que alberga más de 1.200 especies de mamíferos marinos, aves marinas y peces.

La reserva protegerá unas de las aguas más claras y llenas de corales del mundo. Será la mayor reserva totalmente protegida y superará en espacio a la segunda, también británica, en torno a las islas Chagos del Océano Índico, que tiene unos 640.000 km2. Los ecologistas celebraron la noticia, entre ellos la actriz británica Helena Bonham-Carter, que recientemente hizo campaña a favor de la protección del mar posando desnuda con un atún. «Las aguas de Pitcairn están llenas de tortugas, ballenas, tiburones, y atunes, como el que abrazaba, en las fotos», dijo la actriz. «Gracias a esta decisión del gobierno, estas especies amenazadas pueden regenarse y no tendremos que explicar a nuestros nietos lo que era un atún», agregó, y remató: «No sabía que quitarme la ropa podía ser tan efectivo, tendré que hacerlo más a menudo».

Las autoridades de las islas, que propusieron la creación de la reserva junto a las organizaciones Pew y National Geographic, celebraron la decisión. «Estamos muy contentos con la designación de la mayor reserva marina del mundo en nuestras aguas amplias y puras», afirmaron. «Nuestra exploración de la zona –explicó Enric Sala, explorador de National Geographic– reveló la existencia de nuevas especies, así como una abundancia de grandes depredadores como los tiburones. Fue como viajar a un nuevo mundo lleno de tesoros recónditos y desconocidos, un mundo que ahora estará protegido para las generaciones venideras».

El archipiélago de las Pitcairn está integrado por 4 islas, la mayor de las cuales le da nombre y está habitada por 60 personas. Se trata de descendientes de los marineros del «Bounty», un barco de la Marina británica cuya tripulación se amotinó en el siglo XVIII y se quedó en el lugar, una historia llevada al cine en 1962 con Marlon Brando de protagonista.

Fuente: Clarin

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *