¿Nos preocupa el estado de agresividad en el mundo?

¿Nos preocupa el estado de agresividad en el mundo?  Cada uno puede contribuir a erradicarla.  El mal solo se cura con el bien, la agresividad con cordialidad.  El aislamiento con convivencia.  Podemos poner nuestro grano de arena siendo amables y bondadosos con los que nos rodean.  Aunque solo sea forzado al principio, con el tiempo se convierte en hábito.  Ser amables y bondadosos quiere decir que podemos dejar pasar al auto que lleva prisa, si llevamos un carrito del súper lleno, podemos dejar pasar al de atrás que solo lleva dos artículos,  podemos sonreír a la vendedora, a la cajera, a quienes nos atienden, no mirar con desprecio a nadie, no juzgar a quien se cruza por nuestro camino,  podemos armarnos de paciencia en casa y no impacientarnos y estallar al menor contratiempo.  ¿La lista les parece larga?  Tomen una a la vez y practíquenla una sola semana, o un día a la vez.  El mundo se convertirá en un mejor lugar para convivir

agresividad

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *