Escatimar en la educación no beneficiará a nadie

En las noticias: “Se descubrió que dos terceras partes de los chicos que fueron juzgados en las cortes por participar en manifestaciones en Inglaterra mostraron algún tipo de carencia educativa, comparados con el nivel nacional.  Más de un tercio de estos jóvenes involucrados en desordenes callejeros ya habían sido excluidos de la escuela…

(Fuente BBC)

La situación en otros países no es mejor. Las consecuencias de ahorrar en la educación están a la vista. La situación prueba que si se deja de invertir en la educación podemos  perderlo todo. Es necesaria una nueva educación global integral impartida sin importar edad, género, ocupación: que enseñe sobre el mundo que nos rodea, las nuevas condiciones sociales y la necesidad de solidaridad mutua entre los miembros de la sociedad.  Es la única forma de equilibrar al mundo.

madre-hijo-regaño

Una educación global integral, implica estudiar las leyes de la naturaleza, las leyes de la homeostasis, el equilibrio, la armonía; explicar y demostrar a niños y adultos que todos estamos interconectados, que nos gobiernan las leyes de la naturaleza y debemos actuar en consecuencia.

Constituirse como un solo organismo, un todo, significa considerar e integrar los intereses de cada uno.  De otra forma, tendremos reacciones negativas hasta que nos demos cuenta que no existe otro camino sino la unión.  Estos efectos nos obligarán a renunciar a nuestro egoísmo intentando evitar el sufrimiento, pero podríamos lograr un ambiente armonioso colaborando, dispuestos a aceptar y aplicar los principios de solidaridad mutua en nuestras vidas mediante dos sencillos pasos:

 Es necesario aceptar que la unidad es la siguiente etapa en el desarrollo de la humanidad. Puesto que el mundo ya se ha vuelto interdependiente, no existe otro camino sino aceptarlo y tratarlo seriamente.  Podemos estudiar los sistemas integrados de la naturaleza para regular las relaciones entre personas, naciones y toda la humanidad.

Si le preguntamos a los científicos lo que es un sistema integrado, nos explicarán que todos somos interdependientes y que nadie puede hacer un movimiento sin mover al resto.  Por consiguiente, es necesario considerar los intereses de todos sin excepción.  El primer paso es no hacer a los otros lo que no queremos que nos hagan: el segundo es implementar un sistema basado en la solidaridad mutua.

Hasta que ese sistema de interconexión no quede establecido entre nosotros, no podremos aspirar a vivir bien, seguros, libres de sobresaltos.  Con cada día que pasa, el mecanismo descompuesto de nuestra interconexión se vuelve más aparente: se manifiesta en erupciones, tsunamis, sismos, incendios, inundaciones, huracanes, calentamiento global, etc.  Por eso debemos aceptar esta ley evidente y reformar el sistema educativo para explicar las leyes de un mundo integrado y como cumplir con ellas.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *