El amor real

A pesar de los conceptos erróneos, el amor verdadero es real.  Lo he visto en los ojos de mis padres durante toda mi vida.  Lo he visto en la madre soltera que trabaja conmigo, cuando platica sobre su hija de cinco años; tendrá que trabajar horas extra para pagar los útiles de la escuela. Lo veo en los ojos de mi mejor amigo; me dijo que nunca había tenido uno hasta que nos conocimos y me sentí conmovido porque recuerdo que vino a hablarme cuando yo era el nuevo niño en la escuela y después pasamos muchos momentos jugando.  Lo he visto en los ojos de mi maestro de física cuando nos cuenta una y otra vez la historia de cómo conoció a su esposa.  Lo he visto en los ojos de mi abuela cuando nos platica cómo conoció al abuelo en una cita a ciegas y pensaron que solo era amor de un verano.     

La fuerza nos poderosa en el universo no es la gravedad, los vientos huracanados, el tiempo, ni siquiera la tremenda fuerza nuclear, sino más bien, el amor

neuronas

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *