Sin etiquetas

La inocencia de los niños les permite observar su entorno sin prejuicios ni etiquetas. Cuántas cosas y personas que nos rodean solo las podemos apreciar de manera limitada, a través de nuestros  conceptos y paradigmas. Si miramos nuestra realidad con mente abierta y haciendo a un lado nuestros prejuicios, todo puede ser mucho más interesante de lo que actualmente lo percibimos
la inocencia del niño

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *