Para todos aquellos que dicen no puedo

¡Nunca hay esfuerzo que sea demasiado pequeño, pero tampoco hay uno que sea suficientemente grande!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *