Estrés

Estrés, un estado que experimentamos con demasiada frecuencia en esta época.  Una definición sería,  “Sentimiento de tensión física o emocional. Puede provenir de cualquier situación o pensamiento que lo haga sentir a uno frustrado, furioso o nervioso.” Mientras que otra sería: “Una condición y sensación que el individuo experimenta cuando percibe que la demanda excede sus recursos personales, intelectuales o económicos.”

estres

De cualquier manera que se le vea, la sensación es muy incómoda y puede afectar nuestra vida social, laboral e incluso nuestra salud. Cada persona maneja el estrés de diferente manera. Generalmente, si una persona siente mucha seguridad en sí misma, podrá actuar con serenidad: aceptar y resolver la situación como mejor pueda. En efecto, experimentamos estrés cuando sentimos que no tenemos manera de controlar una determinada situación, es decir que hemos perdido el control.

Nuestra mente está programada para responder de dos formas, huir o enfrentar, dependiendo de muchos factores de personalidad y de percepción. Las causales pueden ser tan cotidianas como tener que cumplir con un plazo en el trabajo, resolver un conflicto de intereses, llegar a tiempo a una cita, pagar una deuda, problemas personales.La primera fase es responder al estrés en un estado de alerta, seguido de un estado de adaptación física y mental.La resistencia sería de larga duración pero al final entraríamos en la fase de agotamiento extremo.

Algunas de las señales de que usted sufre por el estrés son:  dolores de cabeza frecuentes, malestares estomacales, ataques de pánico, comportamientos obsesivos o compulsivos, irritabilidad y respuestas airadas, sensación de estar sobrecargado o abrumado, aislamiento social, etc.

A la larga el estrés puede derivar en enfermedades cardiovasculares, depresión, presión arterial alta, derrame cerebral, etc., por lo que tomar en serio el estrés es muy importante. A continuación algunos consejos iniciales para ayudarle a manejar esta condición, sin embargo, esto no puede sustituir la visita a un profesional médico para tratar el estrés o si experimenta una sensación de tristeza significativa y persistente.

Trate de identificar las causas que provocan estrés en su existencia.

  1. Planee hacer un mejor uso de su tiempo y dar un lugar específico a cada una de sus prioridades.
  2. Algunas personas pueden provocarle estrés. Este renglón requiere de gran reflexión acerca de su valor personal y tener bien claro que sus necesidades deben ser respetadas.
  3. El lugar de residencia o de trabajo pueden ser incómodo, desagradable, frustrante. Piense en cómo podría remediarlo.
  4. Analice las causas de estrés emocionales. ¿Es usted perfeccionista, le teme al fracaso… o al éxito? ¿Sus pensamientos son negativos? ¿Y por ende sus actitudes?  Si su estrés es emocional, será necesario trabajar en su percepción de la realidad, su nivel de cognición de las situaciones, las relaciones, las prioridades, y la manera en que lo maneja.
  5. Es necesario que aprenda a aceptar las circunstancias. Algunas veces tenemos control, pero cuando no es así, debemos aceptarlas y adaptarnos.
  6. Para luchar contra el estrés podemos emplear técnicas de meditación, de relajación física, dormir bien, hacer ejercicio, aprender a enfrentar los cambios y construir en nuestro interior el sentido de resiliencia.

Para concluir debemos recordar que los profesionales de la salud están allí para ayudarnos a manejarlo.

Fuente:

http://www.mindtools.com/pages/article/managing-stress.htm

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *