Carta de un estudiante

No todos somos iguales, no todos pensamos igual, no todos sentimos igual y por ende, ¡no todos aprendemos igual!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *