Un alto

Comentario:

La naturaleza es un todo que funciona con conexiones recíprocas que crean equilibrio, coherencia y armonía. Los seres humanos no funcionamos de acuerdo a este principio ni entre nosotros mismos ni con la naturaleza. Pero, dado que somos parte de ella, nuestra falta de concordancia desequilibra todo el sistema.  Es pues necesario que tomemos consciencia de que toda la naturaleza obedece al principio del compromiso mutuo.

En consecuencia, incluso si vivimos dentro del bullicio de una gran ciudad, no olvidemos que la extinción de una especie significa que alguna cadena se habrá roto para siempre.  Las pequeñas acciones en favor de la  protección de todos los niveles inanimado, vegetal y animal, serían tan solo una forma de hermanarnos con estas formas de vida que nos acompañan a lo largo de nuestra existencia y que constituyen un lazo indisoluble que nos une a nuestras raíces.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *