Educa niños felices

Criar a tus hijos es un trabajo que nunca terminas. Pero aquí hay unos consejos simples que te pueden ayudar para criar unos niños felices.

1. Comparte tus sentimientos

Desde luego, guárdate los detalles íntimos de los temas muy personales, pero confiando en que tú también te sientes ocasionalmente enojado, inseguro o incómodo le demuestra a tu hijo adolescente que no sólo eres un padre: también eres humano. Tu hijo no sólo se sentirá más cerca de ti, sino que él o ella se sentirán lo suficientemente seguros de revelarte temas incómodos cuando se presenten.

mama-hijo

2. Haz mandados con tus hijos

Un estudio norteamericano encontró que los niños que limpian la casa, cocinan o hacen tareas del hogar con sus padres se comportan mejor y tienen más amigos. Una ventaja más: las esposas de estos hombres los encuentran más atractivos sexualmente.

3. Juega un deporte en el parque

Junta a toda tu familia para un juego de rugby en el parque. No sólo estarán todos haciendo ejercicio sino que también pasarás más tiempo de calidad juntos.

4. Ten con tu familia una noche de juegos

Organiza una noche de carreras de tres piernas, carreras de carretillas y reta a otra familia de tu cuadra a una competencia amistosa. Este tipo de actividades son divertidas, sociales y, finalmente, buenas para tu corazón.

5. Haz vínculos con tus hijos

Si tu bebé llora para llamar tu atención, no le metas un chupón en la boca y te salgas a pasear. En vez de eso, toma a tu bebé entre tus brazos y baila con él en el cuarto. Entre más exagerados y suaves sean tus movimientos, mejor. El bailar le dará a tu bebé nuevas cosas en qué enfocarse, aliviando el llanto. Los bebés se sienten y se vuelven más seguros, haciendo de ellos unos niños más felices y sanos en el futuro.

6. Pon una hora para cenar

Hay algo confortante cuando la familia se sienta junta a cenar en la mesa, y tal vez se deba a que esa tradición está desapareciendo. A pesar de eso, la comida es con frecuencia la hora en que la familia se puede juntar en un mismo lugar. Así que haz de la cena algo entre familia. Utiliza el tiempo para compartir las noticias de tu día, haz planes para el fin de semana y disfruten de la compañía de todos. Las investigaciones muestran que los adolescentes que cenan con su familia al menos varias veces a la semana son menos propensos a fumar y a utilizar drogas y tienden a obtener mejores resultados en sus exámenes.

Fuente: Selecciones

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *