Una lección de vida

“Un testimonio de vida de la Humanidad que nos lleva a la reflexión…creer en nuestros sueños así como el poder del amor de una madre sin necesidad de que sea biológica….Una lección para darnos cuenta de lo absurda y sin sentido y dolorosa que es la guerra que solo trae sufrimiento…de nosotros siempre dependerá el cambio y no olvidemos nunca que las peores guerras nacieron de las más simples diferencias cultivadas por la intolerancia, por el dañar al prójimo…”
El amor por los demás debe basarse en el principio de unidad. No existen “los demás” por separado. Todos somos uno, todos somos parte de una sola fuerza.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *