Hidrátate y bebe lo necesario

Tomar demasiados o pocos líquidos, podría pasarle una factura muy alta a tu salud

«No me gusta el agua, no sabe a nada», «¿Para qué voy a tomar tanto líquido si yo ni ejercicio hago?», «Eso de los ocho vasos de agua, es un mito».Cualquiera de estos pretextos para no hidratarse puede pasarte una factura muy alta a tu salud.

«No importa si eres sedentario y pasas todo el día sentado, igual debes mantenerte hidratado. Necesitamos agua siempre, porque transporta los nutrientes hacia las células de cada órgano, mantiene la temperatura, ayuda a la digestión y a remover mejor los desechos; además, los nutrientes se absorben mejor», mencionó la nutricionista Larisa Páez.

la-importancia-de-beber-agua

«El líquido lo necesitamos desde que nos levantamos: en ese momento, llevamos muchas horas sin hidratarnos y se requieren líquidos para las funciones básicas», añadió.

Una de las principales objeciones de la gente es que no le gusta el sabor del agua natural. Lo cierto es que cualquier líquido contribuye a nuestra hidratación.

Un jugo de frutas, la leche, el café y agua para acompañar nuestras comidas pueden ayudarte a mantenerte hidratado; no es cierto que sólo debas tomar agua natural», aseveró Páez.

¿CUÁNTO LÍQUIDO TOMAR?

De acuerdo con la especialista, cada persona es diferente, pero hay una forma de saber si estás hidratado: observa tu orina. Si estás bien hidratado, la orina será clara y sin olor, pero si la notas más oscura y con cierto olor, el nivel de hidratación puede estar por debajo del necesario.

«La primera orina del día sí puede ser más oscura por el tiempo que ha pasado sin hidratación. Lo mismo pasará si estás tomando algún tipo de vitaminas», recalcó.

Si la deshidratación no se remedia, podrás tener dificultad para pensar claramente, presión arterial baja, irritabilidad y llanto sin lágrimas.

MÁS QUE LÍQUIDOS

No sólo los líquidos son aliados de la hidratación. Muchas frutas contienen gran cantidad de agua, lo cual permite mantener los adecuados niveles diarios de hidratación.

Destacan la sandía, naranja, piña, el limón dulce, kiwi y las mandarinas. Sin embargo, la nutricionista es enfática en que esto no significa que deba dejarse de tomar agua del todo, pues las frutas no brindan toda la hidratación que el cuerpo necesita.

De hecho, estudios en nutrición señalan que, normalmente, del 70 al 80 por ciento de la hidratación debe provenir de agua o líquidos, y el 20 ó 30 por ciento, de alimentos.

Fuente: El Universal 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *