En homenaje al día de los Derechos Humanos

La Asamblea General ha proclamado el año que comienza el 10 de diciembre de 2008, sexagésimo aniversario de la aprobación de la Declaración Universal de Derechos Humanos, Año Internacional del Aprendizaje sobre los Derechos Humanos (resolución 62/171 de 18 de diciembre de 2007 ). El Año se dedicará a realizar actividades para ampliar y profundizar el aprendizaje sobre los derechos humanos sobre la base de los principios de universalidad, indivisibilidad, interdependencia, imparcialidad, objetividad y no selectividad y de cooperación y diálogo constructivo. Su objetivo es intensificar la promoción y la protección de todos los derechos humanos y libertades fundamentales, incluido el derecho al desarrollo.

Este Día presenta, cada año, la oportunidad de celebrar los derechos humanos, abogar porque todos los individuos los disfruten allá donde se encuentren y destacar un problema específico relacionado con ellos.

La cuestión que acapara la atención este año es el derecho de todas las personas sin distinción de su sexo, su edad, su grupo étnico, su posición social o de si padecen alguna discapacidad, a hacer oír su voz en la vida pública y a ser incluidos en el proceso de adopción de decisiones políticas.

Estos derechos fundamentales –los de la libertad de opinión y expresión, los de la libertad de reunión y asociación pacíficas y el de participar en el gobierno (artículos 19, 20 y 21 de la Declaración Universal de Derechos Humanos)- han estado en el centro de los cambios históricos en el mundo árabe desde hace dos años, período en que millones de personas se han lanzado a la calle para demandar cambios. En otras partes del mundo el «99%» ha hecho sentir su voz mediante el movimiento mundial de los indignados para protestar por a desigualdad económica, política y social.

Uno de los grandes logros de las Naciones Unidas ha sido la creación de un conjunto amplio de instrumentos de derechos humanos. Con éste, por primera vez en la historia, la humanidad cuenta con un código universal de derechos humanos protegidos internacionalmente, el cual pueden suscribir todas las naciones y al cual pueden aspirar todos los pueblos. La Organización no solo ha definido cuidadosamente una amplia gama de derechos reconocidos internacionalmente, como derechos económicos, sociales, culturales, políticos y civiles, sino que también ha establecido mecanismos para promoverlos y protegerlos y para ayudar a los gobiernos a cumplir sus obligaciones.

Para conseguir que los derechos humanos sean respetados, aceptados y aplicados necesitamos comprender que todos somos parte integral de un todo. Por medio de la educación integral aprenderemos a establecer el método de los debates públicos sociales y económicos, para dirimir todas las cuestiones que se presenten pero lo más importante tendremos la capacidad de participar en ellos, tomando en cuenta la opinión de todos, llegando siempre a la conclusión del bien común.

De esta forma el derecho de todo ciudadano siempre será respetado lo cual se derivará en una mejor comunicación entre nosotros.  Los derechos humanos son parte de todos, y no necesitamos explicarlos, sin embargo necesitamos una educación que nos permita aprehenderlos y aplicarlos para vivir en paz.

Necesito de Todos, Necesito de Ti.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Maria Graciela dice:

    Me gustan sus ideas. Pero por qué no dicen nada de lo que está sucediendo con el aborto? Se matan miles de niños cada día. Y esto lo más contrario a la solidaridad…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *